La Ciudadanía Corporativa busca enriquecer los vínculos con clientes, empleados, comunidades, gobiernos y proveedores, construyendo relaciones positivas que aporten a la Compañía, a la sociedad y a los destinos donde operamos. Permite obtener la “Licencia Social” para operar, es decir el voto de confianza de los públicos de interés. La Ciudadanía Corporativa incluye la filantropía, pero amplía el marco de visión para incluir acciones que mejoran el impacto social.

En la Estrategia Corporativa de Sostenibilidad 2015-2018 se definen cuatro focos de acción que involucran tanto a las comunidades de los destinos donde operamos como a nuestras personas:

  1. Apoyar la cultura interna de la Compañía y el bienestar de sus colaboradores.
  2. Integrar variables sociales y ambientales en productos y servicios que mejoran la experiencia del cliente.
  3. Contribuir al desarrollo económico de los destinos donde opera.
  4. Contribuir a la preservación del patrimonio cultural y ambiental de América Latina.