3 curiosidades sobre el trabajo de los tripulantes de cabina

images

¿Hay tiempo para conocer las ciudades en los intervalos entre los vuelos?

Existen dos tipos de vuelo. Uno de ellos es de ida y vuelta. En ese caso, ni salgo del aeropuerto, porque vuelvo en el mismo avión, en seguida. El otro tipo de vuelo incluye una noche en tierra. Entonces si, tengo tiempo para conocer la ciudad, porque paso entre 24 y 48 horas allí.

Cuando salen del aeropuerto, los tripulantes intercambian mensajes sobre lo que pretenden hacer en sus horas libres. Algunos colegas prefieren quedarse en el hotel descansando, otros se van a ejercitar. Algunos aprovechan para visitar amigos. Yo siempre elijo pasear, aunque sea solo. Ni bien llego al hotel, voy a conocer los alrededores: las calles, tiendas, el transporte público. Aunque ya conozca el lugar, me fijo en la internet nuevos barrios y restaurantes.

 

images

¿Cuantos días libres tiene un tripulante por mes?

En promedio, tenemos 10 a 12 días libres por mes – en la baja temporada, hasta 14. Nuestra escala funciona así: si volamos cinco días, tenemos dos libres; cuando volamos ocho días, descansamos cuatro. Teniendo en cuenta que dormir en un hotel es trabajo. El día es considerado libre cuando estamos en nuestra base, que en mi caso es Santiago. Y los francos nos pueden tocar en cualquier día de la semana, y no apenas los sábados y domingos.

 

images

¿Cuándo sabe un tripulante que va a volar?

El día 25 de cada mes, recibimos la escala de vuelos del mes siguiente. Con ese informativo sé hacia donde iré, en que hoteles voy a estar hospedado y cuales son los horarios de los vuelos. Teniendo ese calendario en mano, puedo planificar mejor mis días libres. Ya se si estaré para el cumpleaños de una persona o no, por ejemplo. También puedo programar mis idas al médico o al dentista.

También tenemos derecho a seis días libres adicionales por año. Eso significa que puedo solicitar francos excepcionalmente para participar de eventos importantes, como el casamiento de un amigo o el bautismo de un sobrino. La última vez que lo pedí fue para pasear en Madrid. Junté mi día libre adicional a los cuatro que tenía de franco e hice un viaje internacional.