En LATAM, el Taller de Motores y APU tiene una jefa

En LATAM, el Taller de Motores y APU tiene una jefa

En el mes de la mujer, conoce a la colombiana Mónica Ariza, jefa de Motores LATAM

Leonor Macedo Archivo Personal

Publicado Julio 2020

¿Eres de los que se tardaron en elegir su profesión? Pues Mónica Ariza nunca tuvo dudas. Desde pequeña admiraba el ir y venir de los aviones en el cielo colombiano y pensaba que algún día formaría parte de ese mundo. Podría haber sido piloto o tripulante, pero además de volar, le fascinaban aquellos pájaros de acero y todo lo que los hacía alzar vuelos más alto, rápido y distante.

Fue así como a los 23 años se recibió de ingeniera aeronáutica y se mudó de Colombia a Chile, donde trabaja en LATAM hace siete años en una profesión que las personas suelen asociar a los hombres. “Al principio comencé como ingeniera de motores, me desempeñé en el puesto durante tres años”, recuerda. “Después me invitaron a liderar el equipo del taller de motores y APU (auxiliary power unit) — el motor auxiliar de los aviones”. 

En LATAM, el Taller de Motores y APU tiene una jefa

Sin pestañear y con la misma determinación de la niña que sabía desde el principio lo que quería ser cuando creciera, Mónica aceptó la invitación para estar al frente del equipo responsable de mantener los motores siempre disponibles para la operación de la aerolínea. Aunque estaba segura de que enfrentaría los desafíos de dirigir un equipo de 50 personas, mayoritariamente hombres, ella ha superado todos los obstáculos.

“Creo que he logrado romper las barreras al liderar mi equipo de manera auténtica y solucionar los problemas al lado de mis compañeros, siendo conciliadora y enfocándome en los objetivos. Con mi personalidad y mi pasión por lo que hago”, asegura. Esos son sus motores que la hacen volar alto, tanto como los aviones.


La historia de una tripulante que se convirtió en piloto

Tips de una tripulante de cabina para mantener el bienestar durante el vuelo

Conoce el trabajo del Servicio al Cliente de LATAM