¿Quieres ser piloto? ¡Pregúntame cómo!

Nuestro gerente de la flota de aviones A320 en LATAM Chile, Andrés Pérez, revela los pasos para convertirse en piloto

 

Algunos sueñan con ser médicos. Otros, jugadores de fútbol. El chileno Andrés Pérez siempre había querido ser piloto de aviones. Hoy, tras 15 años de haber obtenido su licencia, recuerda el camino recorrido hasta llegar a LATAM. “Uno de los desafíos es entender la importancia que implica ser piloto”, dice.

 

images

Tamaña responsabilidad exige un entrenamiento intenso que, explica Andrés, suele demorar entre dos y tres años. “Hay alternativas para ser piloto”: una es ingresar a una escuela de vuelo y hacer un curso que dura entre 18 y 36 meses (depende de la disponibilidad del alumno y de las condiciones climáticas). Otra opción es una carrera universitaria, con duración fija de tres años.

 

Con más de un camino disponible, es difícil precisar consejos para que la carrera tome vuelo. Las etapas teóricas, por ejemplo, tienen duración variable. La parte práctica, en cambio, exige entre 150 y 200 horas obligatorias de vuelo. El que desea ingresar a una empresa como LATAM tiene otros prerrequisitos, como un nivel de inglés mínimo OACI 4, Certificado de Medicina Aeroespacial (MAE) Clase 1, visa para EE.UU., entrenamiento en aviones y, claro, la Licencia de Piloto Comercial con habilitación IRF vigente.

 

images

Pero tanto esfuerzo ha valido la pena. Hoy, con 10.500 horas de vuelo, Andrés se acuerda de su primera experiencia. “Emoción, libertad y adrenalina” resumen cómo ha sido volar sin instructor. Para él, mirar hacia el costado y ver solo el cielo azul infinito es alcanzar un sueño de infancia. “Fue uno de los momentos más importantes de mi carrera”, dice.

 

Andrés sobrevuela La Paz, en Bolivia, y la región de Punta  Arenas, en Chile