images

¿Qué se necesita para ser un buen tripulante de cabina?

Arley Falcone

El jefe de cabina Arley Falcone enseña las competencias de su profesión

Jefe de cabina a los 27 años, Arley Falcone fue niño una vez. Y, de niño, su sueño era bien claro: él quería ser tripulante de cabina. Desde los juegos con avioncitos de plástico, hasta sus vuelos por Brasil y Sudamérica, él trazó un largo camino y anotó tips para volar alto en la carrera de tripulante.

 

images

Diploma en Cortesía

“Un comisario de abordo tiene que amar dos cosas: la aviación y las personas. Nuestra profesión no es solamente volar, sino tratar bien al público. Yo digo que tenemos que tener un diploma de cortesía para recibir muy bien a los pasajeros.”

 

La diferencia

“No puedes ser uno más en medio de la multitud. Un ejemplo: aprendí el lenguaje brasileño de señales porque sabía que LATAM recibe una enorme diversidad de personas. Así mi trabajo es más inclusivo.”

 

images

Trabajo en equipo

“Es necesario tratarnos bien dentro del equipo para que también tratemos así a nuestros clientes. Por eso debemos construir un clima amigable y de  respeto (desde los auxiliares, el jefe cabina, el copiloto, hasta el comandante.”

 

Cursos extras

“Antes de entrar a LATAM, tomé un curso de eficiencia y excelencia en atención al pasajero. Entonces, yo ya tenía algún conocimiento previo y no me sentí tan perdido cuando empecé a tratar con el público.”

 

Humildad

“Es indispensable tener empatía y ganas de ayudar al prójimo. Durante cuatro años, entregué canastas familiares en comunidades pobres de Belém do Pará. Trabajos como ese nos enriquecen como seres humanos.”