Una velocidad diferente en cada momento del vuelo

Una velocidad diferente en cada momento del vuelo

La velocidad que alcanza un avión llega a números sorprendentes

Publicado Agosto 2021

Ya debes imaginar que la velocidad que alcanza un avión llega a números sorprendentes.  Pero, ¿alguna vez te has detenido a pensar en la dimensión de estos valores y cómo varían según los momentos del vuelo?

Durante un vuelo, desde el despegue hasta el aterrizaje, un avión comercial alcanza diferentes alturas y velocidades. Veamos algunos datos curiosos a continuación.

El despegue

Solamente después que el avión ya ha alcanzado una cierta velocidad, puede finalmente despegar, lo que depende principalmente de la densidad del aire, la velocidad, el área y la inclinación del ala. Para definir esta velocidad de despegue también el peso del avión juega un papel fundamental (que incluye el peso del mismo avión, combustible, pasajeros, equipaje y carga).

En general, la velocidad promedio de los modelos comerciales está entre los 200 y los 280 km/h. Durante el proceso de despegue, el avión todavía debe pasar por tres etapas:

V1: velocidad máxima para que el piloto interrumpa el despegue.

VR: cuando el piloto comienza a despegar el avión.

V2: velocidad de despegue y ascenso, lo que garantiza control y seguridad en el vuelo.


Una velocidad diferente en cada momento del vuelo

Vuelo de Crucero

La velocidad de crucero es una expresión muy común en el mundo de la aviación, y es la que el avión alcanza cuando se encuentra a una altura entre 9.100 y 12.400 metros (30 mil y 41 mil pies). Es la etapa del vuelo entre el final del ascenso y el inicio del descenso hacia el aeropuerto de destino. Gracias a la baja densidad del aire, es posible alcanzar la velocidad máxima utilizando menos combustible. En ese momento, los aviones llegan a 850 km/h en promedio.


Una velocidad diferente en cada momento del vuelo

Aterrizaje

Al igual que con el despegue, la velocidad de aterrizaje también varía no solamente con cada avión, sino también con las condiciones en el momento del aterrizaje. Cuando faltan aproximadamente cinco minutos para aterrizar, comienza el movimiento de aproximación, a una velocidad promedio de 380 km/h. En la trayectoria de descenso, el avión reduce la velocidad a alrededor de 270 a 240 km/h, que es la velocidad a la que va el avión cuando toca el suelo.

Taxeando

Taxear es otro término común en el diccionario de aviación, y se refiere al movimiento de la aeronave en tierra, lentamente, yendo a una velocidad promedio entre 35 y 60 km/h.


Una velocidad diferente en cada momento del vuelo

Los más rápidos

Entre los aviones comerciales, los más rápidos actualmente son el A33Neo, de Airbus, con una velocidad máxima de 1.061 km/h y el B788, de Boeing, que alcanza los increíbles 1.051 km/h. Todo esto, por supuesto, en condiciones de vuelo específicas e ideales.

Ahora, la próxima vez que vueles, ya lo sabes: cuando despegamos, ya vamos a más del doble de la velocidad promedio de un automóvil. En crucero, un avión es hasta diez veces más rápido. ¡Sin duda, aquí hay mucha tecnología y pasión!


¡Salen los asientos, entra la carga!

Flores de Sudamérica para el mundo

LATAM: la aerolínea más sostenible de Sudamérica