Uvas en América del Sur

Uvas en América del Sur

Viniendo de Europa, encontraron un lugar para crecer en tierras sudamericanas

Publicado Octubre 2020

Desde hace algunos años, América del Sur ha ganado cada vez más lugar en la competitiva producción mundial de vino. Chile, Brasil, Uruguay y Argentina albergan un número considerable de bodegas premiadas en todo el mundo.

Las protagonistas de toda esta historia, por supuesto, son las uvas. Seleccionamos cuatro de las que más se han adaptado al suelo sudamericano y destacan en este espectacular entorno. Conoce un poco más:

Cabernet Sauvignon

Originario de Burdeos, Francia, se adapta fácilmente a diferentes tipos de terruño en todo el mundo. No es de extrañar, por tanto, que sea conocida por ser la reina de los tintos, encontrándose en la mayoría de los países productores de vino, desde Chile y Brasil hasta Nueva Zelanda.

 


Uvas en América del Sur

Carménère

¿Quién iba a imaginar que esta variedad, originaria de Francia, se perdió con el tiempo en el siglo XIX y llegó a encontrarse con más fuerza a fines del siglo XX en los viñedos de Chile? Eso mismo. El Carménère fue parte del corte tradicional de Burdeos hasta que una plaga extinguió esa uva alrededor de 1870. Mientras tanto, algunos ejemplares de la uva emigraron con los europeos a América del Sur, cultivándose en medio de los viñedos de Merlot, un primo muy cercano, y que se confunde fácilmente entre los dos. En 1994 fue reconocida y, desde entonces, se ha convertido en la uva más emblemática de Chile.


Uvas en América del Sur

Malbec

Este también forma parte del citado corte de Burdeos y es una figurilla estampada entre las mejores etiquetas de la industria vitivinícola argentina en vinos con cuerpo, de color intenso y oscuro, con aromas de frutos rojos y ciruelas maduras.

 


Uvas en América del Sur

Tannat

Originaria del sureste francés, más concretamente de la región de Madiran, es la principal uva de Uruguay, ocupando el 49% de los viñedos del país, seguida de Merlot y Cabernet Sauvignon. El vino tannat es generalmente encorpado y potente, sin embargo, esto no es difícil de beber. Al contrario: los buenos Tannat son siempre una sorpresa positiva, y el corazón: agradecido. Después de todo, su alta concentración de taninos naturales hace que el Tannat sea el más rico en antioxidantes.


Uvas en América del Sur

 ¡Salud!