7 maneras de disfrutar Brasilia, la capital de Brasil

7 maneras de disfrutar Brasilia, la capital de Brasil

A punto de cumplir 60 años, Brasilia conjuga futuro e historia en un gran polo de cultura, arquitectura y buena gastronomía

Felipe Mortara Raquel Pellicano

Publicado Julio 2020

Brasilia nació en las mesas de dibujo del urbanista Lúcio Costa, el arquitecto Oscar Niemeyer y el paisajista Roberto Burle Marx y solo después se hizo realidad. En vísperas de cumplir 60 años de su inauguración, el 21 de abril de 1960, una de las ciudades planificadas más famosas del mundo se consolida también como un destino cultural cosmopolita para quien busca conocer más a fondo el propio Brasil. Si tienes un viaje programado a la capital brasileña, aquí te contamos qué hacer:

1. Contemplar la vista desde lo alto de la Torre de TV

Desde lo alto de la Torre de TV, la vista se dibuja de construcciones alineadas en el horizonte, bajo uno de los cielos más azules de Brasil. Desde allí también se divisa el Plano Piloto, el trazado en forma de avión con el que fue diseñada la metrópolis. Para descubrir Brasilia, es esencial recorrer el llamado Eixo Monumental (eje monumental) hasta su extremo este. En el “cockpit” de la aeronave se concentran varias de las atracciones del osado proyecto que el expresidente brasileño Juscelino Kubitschek llevara a cabo a partir de 1956.


7 maneras de disfrutar Brasilia, la capital de Brasil

2. Conocer el Congreso Nacional y los palacios do Planalto e Itamaraty

Cargadas de simbolismo, las dos cúpulas y las torres gemelas del Congreso Nacional comparten la Praça dos Três Poderes con el Palácio do Planalto y la sede del Supremo Tribunal Federal. Los ojos atentos se darán cuenta de las diferencias entre los rasgos de cada uno de los edificios. Al atardecer, el sol poniente ilumina los tres edificios con una luz muy especial para tomar fotos. No dejes de contemplar este escenario también de noche, cuando la iluminación artificial realza la vocación futurista del diseño de Brasilia.

La experiencia también es magnífica para la mirada en el interior de estos espacios. Recorrer por dentro los edificios más famosos de la capital es descubrir detalles, como los salones azul y verde del Senado y de la Cámara de Diputados, respectivamente. Estas instituciones públicas están abiertas diariamente a los visitantes, pero es necesario programar una visita por internet. Es decir, así como la propia ciudad, los paseos en Brasilia también son planificados.

Además del Congreso Nacional, entre las visitas guiadas más buscadas están las del Palácio do Planalto y el Palácio Itamatary — respectivamente, las sedes de la Presidencia de la República y del Ministerio de Relaciones Exteriores. Este último impresiona por su escalinata circular y las obras de arte distribuidas por los salones. Del lado de afuera, altos arcos se reflejan sobre un espejo de agua con plantas flotantes. Como si levitara en el espacio, la escultura Meteoro, de Bruno Giorgi, marca la entrada principal.

Congreso Nacional: Praça dos Três Poderes

Palácio Itamaraty: Zona Cívico-Administrativa Bloco H

Palácio do Planalto: Praça dos Três Poderes


7 maneras de disfrutar Brasilia, la capital de Brasil

3. Tomarse una foto enfrente a uno de los paneles de Athos Bulcão

Como elemento común, buena parte de los espacios destacados de Brasilia exhiben en sus paredes los característicos azulejos del artista Athos Bulcão. Sus patrones geométricos multicolores y milimétricamente desalineados marcan una estética propia de Brasilia. El techo de concreto armado de la Igrejinha Nossa Senhora de Fátima, obra de Niemeyer, recuerda a una toca de monja, pero fueron los paneles de Bulcão los que le dieron notoriedad.

Igrejinha Nossa Senhora de Fátima: EQS 307/308, s/n, SHCS


7 maneras de disfrutar Brasilia, la capital de Brasil

4. Conocer la Catedral de Brasilia

A pesar de ser ateo, Niemeyer creó templos religiosos por todo el mundo. Sin duda, el más consagrado de ellos es la Catedral de Brasilia. La estructura circular autoportante está recubierta de vitrales de colores. Colgadas del techo, estatuas de ángeles parecen sobrevolar las cabezas de los fieles. También revestida de vitrales, pero en un estilo muy distinto, el Santuário Dom Bosco fue proyectado por el arquitecto Alvimar Moreira en homenaje al patrono de la capital. En 1883, el sacerdote italiano Giovanni Bosco habría profetizado el surgimiento de un gran centro urbano en el corazón de Brasil.

Catedral de Brasilia: Esplanada dos Ministérios, lote 12


7 maneras de disfrutar Brasilia, la capital de Brasil

5. Visitar uno de los innumerables museos de la ciudad

Múltiples culturas llegaron y convirtieron a la capital federal brasileña en lo que es hoy. Y de cultura la ciudad sigue repleta. Cerca de la Catedral, también en el Eixo Monumental, el Museo Nacional cautiva por su arquitectura. Blanco, en forma de cúpula esférica y con una rampa de acceso que remite a un anillo de Saturno, el edificio es una creación emblemática de Niemeyer. En su interior exhibe una colección rotativa con muestras de arte contemporáneo, escultura y fotografía.

El diseño circular inspirado en los shabono (chozas) de la etnia yanomami invita al visitante al Memorial dos Povos Indígenas. En exposición, hay artefactos de decenas de pueblos indígenas de todo Brasil, además de un patio que hasta hoy se utiliza para rituales y celebraciones. Justo enfrente está el Memorial JK, un vasto museo sobre Juscelino Kubitschek, fundador de la ciudad, cuyos restos reposan allí. En el lugar se exhiben objetos personales e inclusive un Ford Galaxie 1973. El busto del expresidente del lado de afuera es bastante emblemático.

Espacio querido por los brasilienses, el Centro Cultural Banco do Brasil (CCBB) atrae por dos motivos: la calidad de las muestras que se alternan en su programación y los jardines, con juegos alternativos para los niños y ferias gastronómicas organizadas allí regularmente.

Museo Nacional: Setor Cultural Sul, Lote 2, cerca del terminal de pasajeros (rodoviária) del Plano Piloto

Memorial dos Povos Indígenas: Zona Cívico-Administrativa, frente al Memorial JK

Memorial JK: Zona Cívico-Administrativa Praça do Cruzeiro - Lado Oeste

Centro Cultural Banco do Brasil (CCBB): St. de Clubes Esportivos Sul Trecho 2 Lote 22 - Asa Sul


7 maneras de disfrutar Brasilia, la capital de Brasil

6. Disfrutar el día en los parques del Brasilia y en el Lago Paranoá

El Parque da Cidade es otro lugar muy frecuentado por los lugareños para hacer picnics, así como el Jardim Botânico, donde se sirve un desayuno súper escénico en medio de un bosque. En el extremo norte de la ciudad, el Parque Nacional de Brasilia — más conocido como Parque Água Mineral — es una joya con piscinas naturales y animales como osos meleros y venados, que tienen allí su hábitat.

Sin embargo, no se puede hablar de esparcimiento al aire libre en Brasilia sin mencionar el Lago Paranoá. Creado artificialmente, hoy es escenario para paseos en lancha y práctica de stand up paddle y kayak. El Parque das Garças, en el Lago Norte, cuenta con buena infraestructura para aprovechar un lindo día de sol, pero no te olvides de llevar un refrigerio, porque los espacios de alimentación son escasos. Ícono de la ciudad e hito futurista, los arcos blancos del Puente JK son inspirados en el movimiento de una piedra arrojada que roza la superficie del agua.

Parque da Cidade Sarah Kubitschek: Srp, Asa Sul

Jardim Botânico: Smdb Conjunto 12 - Lago Sul

Parque Nacional de Brasília (Água Mineral): s/n, Sman - Zona Industrial

Parque das Garças: St. de Habitações Individuais Norte QL 15 - Lago Norte


7 maneras de disfrutar Brasilia, la capital de Brasil

7. Probar la gastronomía diversa de Brasilia y terminar la noche en uno de los bares de la capital

Hay otro punto en el que la capital brasileña no decepciona: la gastronomía. Algunos restaurantes son verdaderos patrimonios de la ciudad, como el Tia Zélia, que sirve comida casera en la propia residencia de la propietaria — feijoada y pernil son los platos más pedidos. Inaugurado en 2011, el Taypá conquista por sus sabores peruanos y recetas de fusión que hacen de este uno de los restaurantes más concurridos del momento. Con un discípulo del reconocido chef brasileño Alex Atala en la cocina, el Olivae sirve creaciones sofisticadas con excelente relación calidad-precio. Opción acertada para veganos y vegetarianos, el Apetit Natural ofrece una amplia selección de platos de orígenes diversos adaptados a la dieta vegetariana, además de tener una panadería propia.

Cuando la noche cae sobre la ciudad, no faltan buenos lugares para degustar tragos bien preparados. Ubicado en el sugestivo Setor de Diversões Sul, el Birosca sirve buenas cervezas artesanales y se va transformando en discoteca medida que corre la noche. Finalmente, el movimiento Samba Urgente lleva todos los meses una roda de samba animada y gratuita a una región diferente de la ciudad, mostrando que Brasilia abraza a todos con cariño, como la ha hecho desde hace casi seis décadas.

Tia Zélia: Vila Planalto Acamp Pacheco Fernandes

Taypá: St. de Habitações Individuais Sul QI 17 BI.G, Lj.208 - Lago Sul

Olivae: CLS 405, bloco B

Apetit Natural: Comércio Local Norte (CLN) 407, bloco B

Birosca:  SDS, Centro Comercial Boulevard, Conic

Samba Urgente: Fiesta itinerante


7 maneras de disfrutar Brasilia, la capital de Brasil

Celebra los 60 años de Brasilia con nuestra playlist especial en homenaje a la capital brasileña:

El Lago Paranoá es la playa de Brasilia

7 lugares en Brasilia para quien ama la arquitectura

5 cosas que no debes saber sobre el aeropuerto de Brasilia