7 cosas que hacer en Manta y alrededor, en Ecuador

7 cosas que hacer en Manta y alrededor, en Ecuador

En la costa central de Ecuador, la capital manabita te espera para que conozcas de primera fuente algunas de las tradiciones más icónicas del país

Mariana Campos Getty Images

Publicado Noviembre 2019

1. Lo primero es lo primero: comer mariscos frescos

“Los pescados y mariscos más frescos de todo Ecuador” es una frase que se ve y se escucha seguido. Y lo cierto es que es así. Para probar de todo y recién salido del mar, dirígete a la playa de Tarqui, específicamente al sector de Playita Mía.

Allí está el Parque de los mariscos, sector que agrupa varios restaurantes que ofrecen todo lo que puedas imaginar: atunes, camarones (que salen de su estado natural y no de criaderos artificiales) y espectaculares preparaciones como el cebiche de pinchagua, cuya receta incluye maní.

Otro plato imperdible de Manta es el biche, sopa hecha con pescado, maní, camote, y zanahoria, entre otros vegetales. Albacora asada, arroz con cangrejo y el corviche (vegetales, pescado y maní), son otras especialidades que no puedes dejar de probar cuando andes por la ciudad.


7 cosas que hacer en Manta y alrededor, en Ecuador

2. Arena & sol en las playas de Manta

Un total de 13 playas hacen que la ciudad costeña sea una de las favoritas de los ecuatorianos a la hora de elegir dónde ir de vacaciones. Arenas blancas y cálidas aguas atraen a miles de personas y los extranjeros no son la excepción. Otro punto a favor es que casi todas están en la misma ciudad o muy cerca de ella, por lo que visitarlas es realmente fácil. La playa Murciélago es la más concurrida de todas. Tiene una longitud de casi 3 km y está próxima a la zona en donde se levantan hoteles y viviendas.

En Murciélago está ubicado el malecón escénico, sitio ideal para recorrer y comprar artículos artesanales y probar algún plato típico. Además tiene instalada una pasarela de madera para que todas las personas con capacidad reducida puedan acercarse al mar.

Otra opción si quieres alejarte de la ciudad, es la playa San Lorenzo. Situada a 28 km del centro de Manta, es la favorita de quienes buscar hacer deportes acuáticos. El sendero que conduce al faro es un pase totalmente recomendable y la vista que obtendrás desde allí, la querrás publicar de mil maneras en tu Instagram.


7 cosas que hacer en Manta y alrededor, en Ecuador

3. Visitar el Museo Cancebí

Si tu curiosidad antropológica es alta, entonces debes visitar este museo. Aquí se exponen decenas de piezas que permiten vislumbrar cómo vivían los campesinos y pescadores Cancebí, la población aborigen que ocupaba la zona cuando llegaron los españoles. Con 7 espacios de exposición, destaca la recreación de una casa típica del campo manabita, hecha con caña y hoja de palma. Entre los artefactos expuestos, hay utensilios de cocina como vasijas de barro, mates (calabazas partidas por la mitad) y también utensilios agrícolas.

El museo opera en la casona que fue el Hotel Aragonés, construido en 1908 y uno de los primeros hoteles de la ciudad.

4. Excursión al Parque Nacional Machalilla

Para impregnarse de las maravillas naturales de Ecuador, este paseo que es posible hacer por el día, es una excelente alternativa. Ubicado a 100 km de Manta hacia el sur, Machalilla que debe su nombre a una cultura precolombina que habitó la zona, es una de las áreas protegidas más extensas de toda la costa ecuatoriana.

Prepárate para ver arrecifes de coral únicos en el Pacífico y estar en contacto cercano con diversas especies que deambulan por aquí, ya que sus aguas se ubican en las rutas de tránsito de distintas especies migratorias. En la Isla de la Plata (llamada así porque cuenta que Francis Drake, ocultaba aquí sus tesoros) las ballenas jorobadas -entre junio y octubre- se aparean y también dan a luz a sus crías, mientras que los piqueros de patas azules, hacen grandes espectáculos zambulléndose una y otra vez en el mar.

La parte terrestre del parque, es habitada por diversas especies como jaguares, ocelotes, ciervos, armadillos y monos aulladores. En total, la diversidad del Parque Nacional se traduce en 81 especies de mamíferos, 270 de aves y 143 de peces.


7 cosas que hacer en Manta y alrededor, en Ecuador

5. Visitar Pile, el pueblo donde se tejen los famosos sombreros

 A 50 km de Manta hacia el interior, es posible encontrar un pueblo con callecitas de tierra y que no tiene señal de celular. En las inmediaciones de esta villa de unos 1.000 habitantes, crece la paja toquilla y por ende nacen los sombreros de paja más valorados en el mundo.

Fue el presidente Norteamericano Theodore Roosevelt quien lo popularizó en todo el orbe al ser fotografiado con el accesorio cuando fue a Panamá a ver el avance de las obras del Canal en 1906. Presumiblemente por eso, el sombrero es también conocido como “Panamá hat”, aunque sea íntegramente confeccionado en la costa ecuatoriana.

Actualmente en Pile, hay muchas familias que se dedican al tejido de estos famosos accesorios que pueden llegar a costar USD 25.000 cada uno, dependiendo su precio del grosor de la paja seleccionada.

Al visitar el pueblo es posible conversar con los tejedores y constatar personalmente cómo se realiza este oficio que ha perdurado por años y se mantiene cautivando a usuarios en todas partes del mundo.


7 cosas que hacer en Manta y alrededor, en Ecuador

6. Hacer kitesurf en Santa Marianita

Si eres amante de la aventura y de los deportes de agua, no puedes perderte la oportunidad de practicar kitesurf en la mejor playa sudamericana para ello. Ubicada a media hora al sur de Manta, Santa Marianita tiene 8 km de arena y un horizonte marítimo absolutamente despejado. En el último tiempo se ha transformado en un escape ideal del bullicio de la ciudad y cuenta con diversos servicios de hostelería para recibir a los visitantes.

Tanto si eres experto en kitesurf, o bien te quieres animar por primera vez a experimentar el vértigo, en Santa Marianita hay escuelas para todos los niveles y también puestos que arriendan todo lo necesario para deslizarce por el agua.

7. Naturaleza en la Reserva Pacoche

Más de 5.000 hectáreas de bosque costero forman parte de este reducto que se ha convertido en el favorito de los observadores de aves. Fundada en 2008, en la Reserva Pacoche, ubicada en el Cabo de San Lorenzo, es posible pasear por entre bosques de garúa, ver una gran cantidad de aves y ocasionalmente y acompañados de un buen guía, es factible toparse con los monos aulladores, típico habitantes de los bosques de la zona.

Dentro de la reserva hay 4 playas y la de San Lorenzo es especialmente atractiva entre septiembre y diciembre porque es la época de anidación de tortugas marinas. 


Quito en ocho verbos: como enamorarse de la capital de Ecuador

Ecuador: cuatro universos en el centro del mundo

Primeras impresiones: Ecuador por un español