Quito en ocho verbos: como enamorarse de la capital de Ecuador

Quito en ocho verbos: como enamorarse de la capital de Ecuador

La capital ecuatoriana y sus alrededores son la mezcla perfecta entre ciudad colonial y bellos parajes naturales. No dejes de investigar qué hay más allá

Mariana Campos Getty Images

Publicado Noviembre 2019

1. Camine por la ciudad

Para ir entrando en ambiente, te recomendamos dar una vuelta por los principales hitos de Quito. Comienza por la Plaza de la Independencia, en cuyas inmediaciones está el Palacio de Carondelet, la Catedral Metropolitana, el Palacio Municipal y el Palacio Arzobispal.

Si eres aficionado a ver arte donde quiera que vayas, no puedes dejar de visitar la Iglesia de la Compañía de Jesús, construida en los primeros años de la Colonia, cuando la Orden se emplazó en Ecuador. En su interior están expuestas algunas esculturas de la escuela colonial de Quito y pinturas de referentes nacionales como Bernardo de Legarda. La fachada de la construcción está íntegramente construida de piedra volcánica.


Quito en ocho verbos: como enamorarse de la capital de Ecuador

2. Siente la obra de Guayasamín

Abierta desde 2012, la casa que fuera vivienda y taller del reconocido pintor ecuatoriano es hoy uno de los museos más importantes de la capital. Construido entre 1976 y 1979, el edificio posee una arquitectura que rompió totalmente con los cánones estéticos de la época en Ecuador, proyectado por Gustavo Guayasamín, hermano arquitecto del pintor.

Dada la importancia que el pintor le otorgaba a las artes en general, la casa museo cuenta con una gran colección de objetos de arte precolombino colonial y también de pinturas religiosas. Toda la colección fue armada por el dueño de casa, para poder algún día heredarla al pueblo ecuatoriano.

3. Párate en la mitad del mundo

Esto es literal y vas a querer tener más de una foto en el lugar.

En la zona norte de Quito se encuentra la Ciudad Mitad del Mundo, punto de nuestro planeta en donde se ubica exactamente la línea del Ecuador, la misma que divide a la Tierra en dos hemisferios.

En el lugar se levanta el denominado monumento a la Mitad del Mundo, que marca el punto exacto y recuerda a la misión franco-española que dio con él por allá por el siglo XVIII.


Quito en ocho verbos: como enamorarse de la capital de Ecuador

4. Fúndete con los colores de Otavalo

A casi dos horas de Quito hacia el norte se encuentra el pueblo de Otavalo, lugar que cada sábado se tiñe multicolor, porque es el día en que se monta su famoso mercado. Ubicado en la Plaza de los Ponchos, este increíble laberinto lleno de tejidos, ropas y accesorios es el mercado artesanal más grande e importante de Sudamérica.

Seguro que saldrás con más de una compra, porque aquí las opciones son muchas: mantas tejidas, abrigos, edredones, bolsos, instrumentos andinos, tapices, bisutería…Los tejidos son hechos íntegramente por los indígenas otavaleños, quienes han sabido mantener y mostrarle al mundo la riqueza de su saber artesanal.

Te recomendamos que llegues bien temprano (salen autobuses cada media hora desde Quito), y así puede dar un vistazo al Mercado de Animales, que se hace a primera hora de la mañana. Si quieres conseguir buenos precios y regatear, ve hacia las calles más alejadas de la Plaza de los ponchos.


Quito en ocho verbos: como enamorarse de la capital de Ecuador

5. Asómate a la montaña en el Volcán Pasochoa

A 40 km de Quito, ir a pasear a la inmediaciones de la Reserva Forestal Pasochoa y caminar por el volcán inactivo que le da el nombre, es el panorama ideal para quienes quieran tomarle el sabor a la bella naturaleza de la sierra ecuatoriana.

Con 4.200 msnm, aquí se encuentra uno de los últimos bosques nublados de la sierra andina y delata cómo eran los bosques que en otra época cubrieron toda la zona. Más de 50 variedades de árboles nativos, flora, fauna y unas 100 especies de aves, merodean por la reserva.

La caminata a la cumbre dura unas 4 horas y el sendero te conducirá por páramos y bosques húmedos andinos. Además es prácticamente seguro que podrás ver de cerca más de algún cóndor, ave nacional de Ecuador que suele desplazarse a través de las corrientes térmicas de la región andina.


Quito en ocho verbos: como enamorarse de la capital de Ecuador

6. Recorre la Reserva biológica Maquipucuna

6.000 hectáreas de bosque nuboso conforman este espacio que es la selva tropical más cercana a Quito (solo 70 km de distancia). Siete especies distintas de colibríes, animales endémicos como la rana venenosa y la única especie de oso en Latinoamérica –el oso andino- viven en estos parajes, junto con unas 350 especies de aves. Son varios y extensos los senderos que se pueden recorrer.

De diversa altura, dificultad y extensión, se caminan siempre acompañados de un guía que te ayuda a identificar las especies tanto de flora, como de fauna. Existen varias zonas de picnic habilitadas y en las áreas que rodean a la Reserva, hay lugares para que los entusiastas de la naturaleza realicen actividades como cabalgatas y rafting.

7. Pasea entre orquídeas y hace rapel en Pahuma

¿Eres amante de las flores? Si bien sabemos que todas ellas tiene su encanto, las orquídeas tienen algo de especial. A poco más de 50 km al noroeste de Quito, podrás ver nada más y nada menos que 260 especies de ellas entre las que se encuentran 9 endémicas.

Repartidas entre los árboles y en un orquideario, es posible observarlas mientras se recorre alguno de los siete senderos que tiene la Reserva. Si tu espíritu aventurero te demanda más acción, puedes hacer un espectacular rapel desde una cascada de 22 metros de alto.

Para llegar hasta allí, debes ir con un guía y enfilar por un sendero cuya primera parada es la cascada de Pacay, de unos 45 metros de alto. Más arriba y río adentro, llegarás al Gallo de la Peña, cascada de agua desde donde se hacen las caídas en rapel. Para quienes tengan reparos de hacer esta actividad, hay senderos que recorren la Reserva caminando.


Quito en ocho verbos: como enamorarse de la capital de Ecuador

8. Experimenta la alta montaña caminado hacia el Cotopaxi

Con casi 6 mil metros de altura, el Volcán Cotopaxi es el segundo más alto de Ecuador, después del Chimborazo. Si no tienes ambición de llegar a la cumbre y tu intención es dar un bonito paseo por el día, hay varias alternativas para que visites el parque, ubicado a solo 58 km Quito.

Existen trekkings y salidas en bicicleta que se hacen en sus inmediaciones y que te darán una clara mirada de cómo es el paisaje y el clima, entrando a mayor altura. Si tus condiciones físicas son las adecuadas, es posible caminar hasta el primer refugio, ubicado a 4810 msnm.

Allí puedes tomar un descanso y continuar la subida para tener una aproximación a los glaciares que van quedando rumbo al cono. Si prefieres que el paseo sea más tranquilo, puedes caminar hasta la bella Laguna de Limpiopungo, ubicada en las laderas del volcán.


Quito en ocho verbos: como enamorarse de la capital de Ecuador

Quito: viaje al centro de la Tierra

Quito, volcanes y el centro del mundo

5 curiosidades sobre el aeropuerto de Quito, en Ecuador