Los sabores de Oaxaca

Los sabores de Oaxaca

Ingredientes variados, exóticos y picantes forman parte de la gastronomía de México

Génesis Adriana Delgado

Publicado Julio 2021

La mexicana es una de las gastronomías más populares del mundo, con sus atrevidos sabores donde el picante predomina, y es capaz de encantar desde a los nativos mexicanos como a extranjeros que se atrevan a probar su característica sazón. Oaxaca está ubicada al Suroeste de México, a 462 kilómetros de la Ciudad de México. Esta ciudad fue declarada  Patrimonio Cultural Inmaterial por el Congreso del Estado, ya que su cocina está considerada como una manifestación cultural que muestra la identidad del estado. Además, es donde se concentra el mayor eje gastronómico de México al contar con un clima tan variado y una cultura tan enriquecida, por lo que sus sabores se manifiestan tanto en productos marinos como en verduras y frutas.

Preparaciones diversas

La diversidad en sus ingredientes y sabores pone a Oaxaca en el centro del turismo gastronómico mexicano. Sus ingredientes, principalmente prehispánicos, son de suma importancia para la autenticidad de la gastronomía oaxaqueña. La calabaza, tomate, chocolate y una innumerable cantidad de chiles se combinan con especias originarias de España y Arabia, resultando en una comida irresistible para nativos y extranjeros. 

Además, en Oaxaca existen hasta nueve formas de preparar un mismo platillo. Por ejemplo, el mole cuenta con ingredientes como chile, cebolla, ajo, orégano, almendras, maní, chocolate, canela, azúcar y clavo,, pero puedes elegir entre un delicioso plato de mole negro, verde, amarillo, colorado, almendrado, rojo, el “manchamanteles” o chichillo negro.


Los sabores de Oaxaca

Ingredientes exóticos

Las raíces prehispánicas de la gastronomía de Oaxaca se manifiestan en preparaciones como los chapulines. El chapulín o saltamontes (como es conocido popularmente en el resto de Latinoamérica) es un insecto que radica en el centro y sur de México que es recolectado como alimento, debido a ser una fuente sustentable de proteínas.

Estos insectos pasan por un proceso de lavado y tostado sobre un comal (tipo de sartén donde se cocinan las tortillas) con ajo, zumo de limón y sal de gusano de maguey, para brindarles un sabor agridulce. Estos chapulines se consumen para acompañar el mezcal o como snacks. A pesar de que puede resultar un tanto exótico para los turistas, el sabor de los chapulines encanta a quienes se atreven a probarlos.


Los sabores de Oaxaca

¡Salud, Oaxaca!

El mezcal es el licor típico de Oaxaca, es extraído del maguey (planta de suculenta de origen mexicano) y la destilación del zumo de distintos tipos de ágave. Al momento de visitar Oaxaca, puedes encontrarlo de diferentes tipos, pero todos con su color dorado característico que está influido por los barriles de madera donde se añejan estos fermentados. El período de fermentación puede variar entre los dos meses y los siete años,  y el color y sabor de este licor se va haciendo más intenso según su tiempo de añejado. Oaxaca es el único estado reconocido legalmente en México como la región del mezcal.

Si te inclinas por bebidas no alcohólicas, puedes disfrutar en Oaxaca de un delicioso chocolate espumoso o un Tejate; esta última bebida está compuesta de cacao blanco, maíz, mamey (fruta típica de pulpa dulce), azúcar y se toma muy fría.


Los sabores de Oaxaca

Cócteles de varios orígenes

#SaboresLATAM: Así se desayuna en América Latina

#SaboresLATAM: Los ingredientes para todos los gustos