Santa Cruz de la Sierra: el punto de partida para conocer la naturaleza boliviana

Santa Cruz de la Sierra: el punto de partida para conocer la naturaleza boliviana

Descubre qué hacer en una de las principales ciudades de Bolivia y en sus alrededores

Leonor Macedo Claudia Prudencio

Publicado Octubre 2019

Considerada uno de los “motores económicos” de Bolivia, Santa Cruz de la Sierra atrae cada vez más gente en busca de empleo, educación y calidad de vida. En 20 años, su población casi se duplicó: hoy 1,7 millones de personas viven en esta ciudad llena de grandes hoteles, restaurantes internacionales, centros de compras, bares y espectáculos. Todo eso se suma a los hábitos sencillos de un lugar erigido a orillas del río Piraí y rodeado de escenarios naturales asombrosos. Conoce qué hacer en Santa Cruz de la Sierra y sus alrededores:

Casco Viejo y otros lugares imperdibles en Santa Cruz de la Sierra

Lleno de casonas coloniales y edificios históricos, el centro de toda esta trama urbana se conoce como Casco Viejo. Allí están algunos de los principales íconos de la ciudad: la ya citada Plaza 24 de Septiembre, el Palacio de Gobierno y la Catedral de San Lorenzo. De estilo ecléctico, una de sus torres alberga un mirador turístico con vista panorámica del área.

Casa de Gobierno: Plaza 24 de Septiembre, s/n

Catedral de San Lorenzo: Calle René Moreno esquina Calle Sucre

Santa Cruz de la Sierra: el punto de partida para conocer la naturaleza boliviana

Muy cerca de allí están el Museo Histórico Nacional, con cientos de piezas arqueológicas, y el Museo de Arte Contemporáneo, donde se exhiben muestras permanentes y temporales de artistas nacionales e internacionales. Para conocer la artesanía local producida por campesinos e indígenas de más de 60 comunidades de Santa Cruz, la sugerencia es visitar el Museo Artecampo, que también mantiene tiendas en el centro y en el Aeropuerto Viru Viru para vender las piezas.

El Parque El Arenal es donde los cruceños se esconden del calor cuando la temperatura supera los 30°C, algo común. Aunque es el más encantador de la ciudad debido a su bella laguna, no es el más grande. Este título se lo lleva el Parque Urbano, que tiene un tamaño equivalente a 20 campos de fútbol.

Museo Histórico Regional: Calle Junín, 141

Museo de Arte Contemporáneo: Calle Sucre esquina Calle Potosí

Museo Artecampo: Avenida Jose Estenssoro, 3.310

Parquel El Arenal: Calle Caballero esquina Calle Murillo

Parque Urbano: Avenida Argentina

Dónde comer y divertirse en Santa Cruz de la Sierra

¿Quieres comer  una fondue suiza? ¿Sushi? ¿Pad thai? En Santa Cruz puedes hacerlo, pero la ciudad también conserva sus restaurantes tradicionales de comida “camba”, sobrenombre dado a los nacidos en la ciudad.

Santa Cruz de la Sierra: el punto de partida para conocer la naturaleza boliviana

Uno de ellos es La Casa del Camba, con un vasto menú que ofrece desde empanadas hasta sopa de maní y locro de gallina — sopa típica hecha de arroz, pollo y verduras. En el Mercado Nuevo también se pueden probar comidas cruceñas, especialmente dulces, como las tablillas de maní, conocidas en otros países de Latinoamérica como turrón de maní, así como toda suerte de galletitas.

Cuando el sol se esconde pero el calor no da tregua, amigos se encuentran en alguno de los muchos bares de la Avenida Monseñor Rivero. Pero es el Duda Pop Bar, más abajo, que ostenta la noche más concurrida. Canciones de David Bowie, Chico Buarque y Los Lobos animan a los jóvenes, que beben tragos de la casa — el más pedido es el Singrone, versión del cóctel Negroni preparada con Singani, el destilado boliviano.

La Casa del Camba: Avenida Cristobal Mendoza, 1.395

Mercado Nuevo: Calle Sucre

Duda Pop Bar: Calle Florida, 228

Qué conocer cerca de Santa Cruz de la Sierra

Santa Cruz de la Sierra: el punto de partida para conocer la naturaleza boliviana

Si durante la semana el cruceño corre tras el progreso, los sábados y domingos se adentra en la naturaleza del Chaco en excursiones por esta, que es una de las áreas más biodiversas del planeta. Otro rápido viaje, a unos 15 minutos, lleva al Jardín La Rinconada, un parque ecológico con restaurante, senderos, cascadas, animales y plantas exóticas, como la victoria amazónica.

El Parque Regional Lomas de Arena, en tanto, está ubicado a 12 km, en un área protegida con lagunas entre dunas que pueden llegar a los 12 metros. Los tres son paseos de un día entero.

A 120 km, está el pueblito Samaipata, conexión para el Fuerte de Samaipata y el Parque Amboró. El primero es un sitio arqueológico con una de las colecciones rupestres más grandes del mundo, y el segundo es una reserva de más de 500 mil hectáreas, hogar de más de mil especies de animales. Son lugares que reconectan a los habitantes con sus raíces para que nunca se pierdan en los caminos que conducen al futuro.

Jardín La Rinconada: Km 7 Camino a Porongo


Donde hacer compras en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

La Paz en las alturas: descubriendo el alma latina de Bolivia

Salar de Uyuni: la belleza del desierto de sal en imágenes