hoteles para disfrutar, literalmente, bajo cero

images

Llao Llao

Bariloche, Argentina

El moderno Llao Llao se ubica entre los lagos Moreno y Nahuel Huapi. Sus dos alas cuentan con restaurante, sauna, spa y piscina, además de habitaciones con vistas al Cerro Tronador. Servicios para esquiadores y un campo de golf complementan las atracciones.

images

Hôtel de Glace

Saint-Gabriel de Valcartier, Canadá

Tragos extra-fríos, un restaurante congelado y las habitaciones en un iglú: no es exagerado decir que el hielo es el leitmotiv de este pueblo en Montreal. El Hôtel de Glace tiene estructuras y obras de arte de hielo, así como un parque acuático interior para escapar de la atmósfera de invierno.

images

explora

Parque Nacional Torres del Paine, Chile

El punto destacado de explora son las más de 50 rutas de caminata y paseos a caballo en los alrededores del Lago Pehoé. La consigna es la desconexión: ni siquiera las suites más grandes cuentan con televisión o wifi.

images

The Ritz-Carlton, Lake Tahoe

Truckee, Estados Unidos

Este lujoso hotel es una buena opción para un viaje de esquí en familia. Está al lado del Northstar California Resort, un pueblo con tiendas, spa, pista de patinaje, cafeterías y restaurantes, en los que se puede disfrutar de lo mejor del après-ski.

images

Valle Corralco

Reserva Nacional Malalcahuello, Chile

¿Esquiar en las laderas de un volcán en los Andes es suficiente aventura para ti? En Valle Corralco, súmale a esta experiencia el spa, la piscina climatizada y el cine. El hotel se ubica a los pies del volcán Lonquimay, entre Santiago y Bariloche.