ciudades abandonadas (¡e impresionantes!) que tienes que conocer

images

Bodie, Estados Unidos

(580 km de Las Vegas)

Como tantas ciudades estadounidenses, Bodie fue construida rápidamente tan pronto se descubrió que había oro en la región, en 1859, y llegó a ser el segundo centro urbano más grande de California después de Los Ángeles. Menos de un siglo más tarde, en la década de los ‘50, todo lo que quedaba del lugar eran estructuras que siguen preservadas hasta hoy, como una iglesia metodista y algunos bares dignos de películas de vaqueros.

images

Craco, Italia

(445 km de Roma)

En más de 2.500 años, Craco pasó de ser un refugio contra la peste (durante el período de la Grecia Antigua) a un foco de la resistencia republicana (en el siglo XIX). Su historia cambió en el siglo XX, cuando una crisis económica se sumó a desastres naturales, como un deslizamiento de tierra (1963) y un sismo (1980). Ambos resultaron en la fuga casi total de sus habitantes y, gracias a esa desolación, el lugar sirvió como set para la película 007: Quantum of Solace (2008).

images

Villa Epecuén, Argentina

(540 km de Buenos Aires)

Hasta hace pocas décadas, Epecuén era un destino repleto de estancias que atraía hasta 20 mil turistas cada temporada, gracias a su lago de agua salada. En 1985, sin embargo, tempestades provocaron que se rompiera una compuerta del embalse que abastecía la ciudad y esta se inundó. Recientemente el agua se retrajo, revelando un pasado no tan distante con ruinas de parques de diversiones que emergen de modo levemente fantasmagórico.

images

Humberstone and Santa Laura, Chile

(53 km de Iquique)

La abundancia de salitre en el desierto de Atacama, a fines del siglo XIX y principios del XX, dio origen a ciudades mineras como Humberstone y Santa Laura, donde se instalaron más de 3.500 personas. En los años ‘30, sin embargo, la masificación de alternativas a ese mineral hizo que la comunidad evacuara un sitio ahora histórico con teatro, escuela y casas, donde aún hay varios lugares y artículos bien conservados que son un retrato fiel de esa época.

images

Herculano, Italia

(227 km de Roma)

Probablemente has escuchado la historia de Pompeya, la ciudad del Imperio romano devastada por la erupción del volcán Vesubio en el año 79 d.C. Pero tal vez no conozcas Herculano, una localidad vecina que fue cubierta por las cenizas del mismo volcán. Redescubierto a principios del siglo XVIII, el lugar fue recuperado y hasta hoy mantiene un registro bien preservado de cómo se vivía hace casi dos mil años, con edificios y mosaicos originales del siglo I.

images

Sewell, Chile

(154 km de Santiago)

Construida al pie de los Andes, Sewell nació en 1905, cuando una empresa estadounidense comenzó a extraer cobre en la mina El Teniente. De a poco se construyeron coloridas residencias donde vivieron hasta 15 mil personas, y cuando se nacionalizó el mineral (entre 1967 y 1971) comenzó el desalojo de los habitantes. A fines de los '80 se evitó su demolición, y el 2006 la Unesco la declaró Patrimonio de la Humanidad.

images

Belchite, España

(315 km de Barcelona)

El milenario poblado de Belchite se había mantenido próspero hasta el final de la década de los ‘30, cuando se encontró en el centro de una batalla de la Guerra Civil española. Desde entonces, la población (que hoy llega a 1.500 habitantes) vive en una comunidad cercana, mientras las ruinas del Belchite histórico siguen preservadas en estructuras como la Iglesia de San Martín de Tours y la Torre del Reloj.