contribuciones de la NASA a la aviación comercial

1. Digital Fly-by-Wire

Sistema de Control por Cabo Eléctrico

Hoy todas las aeronaves tienen un sistema de control por cabo eléctrico – un tipo de comunicación digital más eficiente – con las superficies que controlan el vuelo y regulan la altitud del avión. Ese avance ocurrió en los años 1970, cuando NASA ayudó a desarrollar e implementar esa nueva tecnología, que reemplazaría los antiguos (¡y pesados!) mecanismos hidráulicos.

2. Lightning Protection Standards

Estándares de Protección contra Rayos

La formación de rayos y sus efectos sobre aeronaves fueron tema de una gran investigación realizada por la NASA entre os años 1970 y 1980. Sus resultados, producto de pruebas en vuelo, han beneficiado tanto a los cohetes como a la aviación civil, produciendo nuevos estándares de protección utilizados en todo el mundo hasta hoy.

images

3. Winglets

Reducen el atrito y el consumo de combustible

¿Has visto una curva en la punta de las alas de los aviones? Son los winglets, también fruto de avances producidos por NASA. En los años 1970 y 1980 la agencia americana estudiaba formas de reducir el arrastre inducido de una aeronave sin aumentar la extensión de las alas. El resultado fue ese dispositivo que aun hoy ayuda a aumentar la velocidad y reduce el consumo de combustible de un vuelo.

4. Airbone Wind Shear Detection

Detección de Cortante de Viento

Entre los años 1980 y 1990, algunos investigadores de NASA se dedicaron a estudiar los efectos del wind shear, o cortante de viento, una rápida variación en la dirección o en la velocidad de las corrientes de aire. Los resultados los llevaron a crear sensores de largas distancias, que avisan a los pilotos y comandantes sobre cambios repentinos a lo largo de un vuelo.

5. Jet Engine Combustors

Combustores de Motor de Reacción

Con el cambio de milenio, entre los años 1990 y 2000, la preocupación con la preservación del medio ambiente fue incluida en la pauta de investigadores en todo el mundo. Como resultado, la tecnología de combustión de los motores de reacción ha reducido la emisión de contaminantes de las aeronaves, haciendo con que se vuelvan más sustentables y limpias.