lugares increíbles para hacer montañismo

images

Torres del Paine

Chile

Con un poco más de 2.800 metros de altura, el Cerro Fortaleza es un imponente macizo entre la cordillera del parque Torres del Paine. Rodeado de ríos y bosques patagónicos, aun en las épocas más frías la región tiene poca nieve, lo que mejora la vista a lagos y montañas.
 

images

Huayna Picchu

Perú

Perú
La subida, que se hace por escalones angostos, es un poco más inclinada y desafiante que el camino de Machu Picchu. Pero arriba tendrás una experiencia única: en sus más de 2.700 metros de altura está el místico lugar que los incas utilizaban como casa sacerdotal.
 

images

Agulha do Diabo

Brasil

Con senderos marcados y pequeñas cuevas, el cerro Serra dos Ostros está a menos de dos horas del centro de Río de Janeiro. Después de atravesar la vegetación y la niebla que rodea la montaña, llegamos a la cumbre puntiaguda: un pequeño espacio a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar donde solo caben tres o cuatro personas.

images

Licancabur

Chile

A pocos kilómetros del desierto de Atacama, un volcán adormecido guarda en su cráter dos de los lagos más altos del mundo. A 5.920 metros, la cima está apenas cubierta de nieve, pero hace bastante frío ya desde el principio de la subida, un acceso que queda en la frontera de Chile con Bolivia.

images

Huayna Potosí

Bolivia

Cerca de La Paz, es el lugar justo para los que quieren iniciarse en montañismo. Normalmente, y aunque se han descrito como “los 6 mil metros más fáciles del mundo”, la caminata exige una buena preparación física, aparte de calzados especiales, porque está todo cubierto de nieve. Desde la cumbre se ve parte de los ríos de Amazonía y también el Lago Titicaca.

images

Aconcágua

Argentina

Sus casi siete mil metros, que pertenecen a Mendoza, hacen del Aconcagua uno de los puntos más altos del planeta. Las dificultades que encontrarás ahí son las mismas que tuvieron los incas al realizar las ceremonias religiosas en su cumbre: el frío extremo y el largo tiempo de caminata.

images

Pico de Orizaba

México

El volcán adormecido desde el siglo 17 está a menos de dos horas de Ciudad de México y también se le conoce como Citlaltépetl, su nombre azteca. Amantes de la historia y de la aventura aprovechan el desafío desde la base, que queda en la ciudad de Orizaba, hasta la cumbre, a 5.600 metros sobre el nivel del mar.

images

Chimborazo

Ecuador

Si se toma el centro de la tierra como base, esta montaña tiene altura superior al Everest. A pesar de eso, la escalada no es especialmente difícil. Sus áreas planas les facilitan la caminata a principiantes y expertos. La menor cantidad de oxígeno disponible, que sería un problema, tiene menos impacto aquí y los visitantes raramente sufren de falta de aire o cansancio.

images

Vesúvio

Italia

Inactivo hace 72 años, el volcán ha marcado la historia italiana y ha destruido ciudades enteras con sus erupciones. Hoy los turistas pueden escalar hasta el borde de su cráter y mirar al interior sin intimidarse. La vegetación baja y el clima cálido acompañan la jornada, con el auxilio de una buena infraestructura de tiendas de recuerdos y comida.

images

Mount Eden

Nueva Zelanda

No te equivoques con las áreas planas cubiertas de césped porque las subidas y bajadas son abundantes. La montaña más alta de Auckland es, en verdad, un volcán adormecido de 196 metros de altura con una vista de 360° de la ciudad. Para preservar su cráter, el acceso es restringido, pero existen otras áreas muy atractivas para hacer picnic.