deportes para practicar en Bariloche: con o sin nieve

images

Ciclismo

Bariloche es bike-friendly: varias empresas arriendan bicicletas para recorrer los circuitos de la región, como el Circuito Chico; o para los más entusiastas, el Camino de los Siete Lagos, que tiene una duración de dos días. En 2016 fue inaugurada una ciclovía en la ciudad. 

images

Trekking

En una región montañosa nunca faltan los senderos. Para los menos experimentados, un imperdible es visitar el cerro Llao Llao, con caminatas de dos horas. En el cerro Catedral, el recorrido del Refugio Frey es de 24 kilómetros y cuenta con algunos de los paisajes más increíbles de la Patagonia.

images

Escalada

El paisaje es también una invitación para realizar una escalada. Los auténticos aventureros pueden disfrutar de una escalada en hielo en el Cerro Tronador, la cumbre más alta del Parque Nacional Nahuel Huapi, a 3.554 metros de altura. Saliendo de madrugada, se alcanza la cumbre del glaciar en la mañana. 

images

Canotaje

Además de las montañas, Bariloche está rodeada por siete grandes lagos. Durante todo el año, paseos en kayak con la Cordillera de los Andes como telón de fondo atraen a los visitantes. Los itinerarios incluyen recorridos por lagos como el Nahuel Huapi, Moreno y Gutiérrez, con opciones para niños y adultos. Chalecos salvavidas y toallas están incluidos en los tours, así como chaquetas impermeables y guantes, en caso de que el tiempo lo requiera.

images

Rafting

La aventura acuática es más radical cuando se realiza en grupos, ¡y en los rápidos! Quien disfruta del rafting puede agendar diferentes itinerarios con balsas de hasta 10 personas (siempre con guía). Las corrientes pueden ser suaves y cristalinas, como la del río Limay, o más osadas, como las del río Manso, donde se navega por caídas de agua y estrechos hasta la frontera con Chile.

images

Esquí

Es imposible no mencionar las modalidades en la nieve. El esquí y el snowboard son algunas de las formas para disfrutar de la temporada de frío, de junio a octubre. Con alturas que superan los 2.100 metros sobre el nivel del mar, los descensos son ideales para esquiadores principiantes.