hoteles para contemplar la naturaleza

images

Txai

Rodovia Ilhéus - Itacaré Km 48, Itacaré, Bahia, Brasil

De un extremo a otro, 3,5 kilómetros de arenas blancas y finas, un mar de palmeras cocoteras y una suave niebla en los roqueríos. Sólo la ubicación ya podría considerarse el mayor atractivo de Txai: una hacienda de 92 hectáreas situada en la playa de Itacarezinho. ¡Pero no! Txai, en su discreción alberga su mayor virtud. Y se esconde en medio del intenso verde de la Selva Atlántica, en un área protección ambiental. Son sólo 38 bungalows en tamaña exuberancia. Desde la entrada o desde la playa lo que se contempla es sólo verde. 

images

Antumalal

Km 2 Camino Pucón-Villarica, Pucón, Chile

Este hotel-boutique se ubica a orillas del lago Villarrica, inserto en cinco hectáreas de vegetación y volcanes en Pucón,  al centro de Chile. La decoración utiliza la materia prima local, como lana, piedra y madera para recrear  los ambientes (los paneles de araucaria del restaurante y de la sala del Antumalal son de una época en que ese árbol aún no estaba protegido en la zona).

images

The Vines Resort And Spa

Ruta Provincial 94, km 11, Tunuyan, Mendonza, Argentina

A diez minutos en auto del Valle de Uco, el resort es una invitación para que el huésped no salga del complejo: entre los viñedos, ofrece degustaciones de vino, paseos en bicicleta, cenas al aire libre, piscinas cinematográficas y el restaurante Siete Fuegos, recinto que el aclamado chef argentino Francis Mallmann tiene en Mendoza.