images

5 visiones para el futuro del aeropuerto de Auckland

Sofía Merino L.

Alamy, Shutterstock

El aeropuerto de Auckland (AKL) desarrollará proyectos durante los próximos 30 años hasta que su último rincón se modernice

 

Detalles ecológicos

Haber reducido la huella de carbono en un 22,6% demuestra la conciencia medioambiental del aeropuerto. La estrategia contempló un eficiente sistema de iluminación y calefacción, además de 40 mil nuevos árboles plantados por los funcionarios del AKL para absorber más partículas de CO2 y así regenerar el aire.

 

images

Arte a cielo abierto

Recorre la explanada junto al aeropuerto para disfrutar del paisaje y el arte neozelandés en una galería al aire libre. Esparcidas alrededor de un humedal, encontrarás 11 esculturas de artistas nacionales. Escanea los códigos QR de cada una para aprender detalles de la obra y su autor.

 

Una pausa de oro

La cadena australiana Jamaica Blue ofrece un delicioso y premiado café: no solo se coronó como campeona en la categoría “Franquicia Grande” en los premios Golden Bean, conocidos como los Oscar del café, sino que su espresso ganó el segundo lugar en esa categoría gracias a su signature blend. Vale la pena probarlo en su local junto al terminal internacional.

 

images

Una piloto histórica

La Terminal Internacional Jean Batten se llama así en honor a la primera persona que voló sola desde Inglaterra hasta Nueva Zelanda, en 1936. Esta hazaña de Jean y sus múltiples récords mundiales se recuerdan exhibiendo su avioneta Percival Gull en el área de llegadas de la terminal, y con una estatua en la entrada del aeropuerto.

 

Una de las últimas novedades es la extensión del Pier B, en la terminal internacional. Tiene 12.240 m2 y duplica el tamaño de la estructura original