Boston en detalles:

un guía para enamorarse por la capital de Massachusetts

image

El nuevo destino de LATAM en norteamérica, la capital del estado de massachusetts, simboliza lo mejor de estados unidos: de los deportes a la buena mesa, de la historia a la excelencia académica

 

El sueño americano empieza por la libertad. Conquistada en batallas y revoluciones, fue liderada por los estados de la Costa Este de Estados Unidos. Incluye también el conocimiento, representado en la solidez de algunas de las mejores instituciones educativas del mundo, como Harvard y el MIT. Se expresa en la pasión por los deportes, que lleva a multitudes a los partidos del Red Sox o a ver touchdowns del New England Patriots. Pasa por la gastronomía, con ingredientes provenientes de un mar helado y abundante. Y, finalmente, se puede brindar con una cerveza artesanal, fruto de la tradición de inmigrantes irlandeses. Si existe una ciudad capaz de reunir todos esos elementos en Estados Unidos, se llama Boston, el nuevo destino de LATAM en el país.

 

Caminos de la história

images

Cualquier clase de historia que relate la independencia americana incluye un lugar icónico: la bahía de Boston. Es el año 1773, y el movimiento patriota está agitado. Un cargamento de té es volcado al mar como protesta contra los impuestos. Eso provoca el cierre del puerto e inicia los conflictos que llevarían a la libertad. Un camino de ladrillos rojos que cruza la ciudad, el Freedom Trail, recorre los puntos más fascinantes de ese período.

 

El parque Boston Common, corazón de la ciudad en esa época y aún hoy, es el principio del itinerario. En la calle de al lado, una parada en el cementerio Granary Burying Ground sirve para reverenciar a algunos de los responsables del movimiento. Allí está John Hancock, primer gobernador del estado, que firmó la declaración de independencia para provocar al Rey George III y convenció a George Washington de asumir como primer presidente americano.

 

images

Más adelante, la Old State House tiene el balcón desde el cual se leyó la declaración a los residentes de la ciudad por primera vez. Cada 4 de julio, el acto se repite. El edificio ostenta en su parte más alta las réplicas doradas de un león y un unicornio, antiguos símbolos de la realeza británica, cuyos originales fueron quemados en la agitación de aquel momento. Hoy el lugar funciona como museo y exhibe en su colección ropa de personajes de esa época, armas y documentos.

 

Los ladrillitos llevan a los visitantes hasta el barrio de North End y a la Old North Church. Desde arriba de su torre, las luces de la iglesia alertaron sobre la marcha de los ingleses hacia el distrito de Concord, para robar municiones. Gracias a ese aviso lograron ser interceptados, y allí ocurrió la primera batalla de la Guerra de la Independencia. En el barrio de Charlestown, la Warren Tavern es el pub donde George Washington se detuvo, en 1789, para tomar cerveza. En una casa de la esquina, el bar atiende casi exclusivamente a los lugareños: es el lugar perfecto para terminar el día con un brindis por la libertad.

 

Genios indomables

Si sumamos los premios Nobel recibidos por exalumnos y profesores de Harvard y del Massachusetts Institute of Technology, el MIT, el resultado da 135. Ese dato explica por qué las dos universidades son motivo de orgullo para Boston. “Cuando recibí la carta diciendo que me aceptaban, empecé a llorar”, recuerda Samuel Huang, 22 años, alumno de último año de Economía en Harvard. Como uno de los proyectos en los cuales se incentiva a los alumnos a inscribirse, Sam acompaña a los visitantes a una caminata por la facultad, fundada en 1636, cuando los Estados Unidos aún eran una colonia británica.

 

images

Entrar a Harvard puede no ser tan difícil, si pasas el portón principal, el Johnston Gate. La tradición es que los alumnos solo pueden cruzarlo dos veces: cuando se inscriben y cuando se reciben, para evitar la mala suerte. Por eso, en el día a día, se desvían por una puerta a la derecha . La estatua de John Harvard, quien donó una fortuna para crear la institución, está a la entrada y sus pies dorados indican que es una costumbre acariciarlos para recibir la bendición de la sabiduría.

 

Casi todos los 6 mil alumnos viven en las 12 residencias estudiantiles, de ladrillos rojos. El día que se reciben, se celebra en el jardín entre la Biblioteca Widener y la Memorial Church, con la presencia de celebridades que aparecen para los discursos, como lo ha hecho Hillary Clinton.

 

images

Más joven, el MIT –fundado en 1861– es otro instituto famoso en todo el globo. En su hall de entrada, inspirado por el Partenón de Roma, estudiantes presentan proyectos de robótica en una mañana común. Para conocer sus cinco escuelas, un tour auto guiado se puede adquirir desde el celular. El jardín Killian Court tiene vista hacia el domo, con columnas y un gran césped. Como decoración, una obra de Henry Moore. Al igual que esa pieza, por la universidad se puede apreciar el arte de Anish Kapoor y Alexander Calder, entre otros.

 

Durante los días de pruebas, lo difícil es encontrar a los alumnos. Se quedan en sus salas de estudio, y algunas de las más bonitas están en la Boston Public Library. El edificio neo clásico de 1848 abre todos los días para acceder a su colección de más de 20 millones de artículos.

 

¡Es el campeón!

Es viernes en la noche y Boston está tomada por una oleada amarilla y negra. En el metro, en los bares y en el TD Garden, el amor hacia el equipo de hockey Boston Bruins queda claro en los colores. Ver un partido nos ayuda a entender la emoción que mueve a tanta gente. Entre los atropellamientos contra la pared y las jugadas, los lugareños interactúan con el partido a gritos.

 

No es distinto cuando el New England Patriots entra al campo en el Gillette Stadium, a 40 minutos de Boston. Vencedores de cinco ediciones del Super Bowl hasta 2017, la final de la liga nacional, el equipo tiene admiradores en el país y en todo el mundo. El templo moderno de los Patriots fue inaugurado en 2004, tiene un museo, el The Hall, con trofeos y una tienda que vende todos los productos licenciados que pueden haber soñado sus fans.

 

images

Pero el paseo que atrae a los hinchas de todo Estados Unidos es el Fenway Park, el estadio de béisbol más antiguo del país, abierto en 1912, y la casa de los Red Sox. A diferencia de otros estadios de fútbol americano, aquí los hinchas están cerca de la cancha, tanto que se puede escuchar lo que conversan los jugadores durante el partido. Parte de la tribuna de madera es preservada tal como fue hecha en la remodelación de 1934. Y los vestuarios son de 1946, cuando fueron separados gracias a un jugador de los Yankees que siempre armaba líos en los bastidores.

 

Tal como los Patriots, el Red Sox tiene cinco títulos, con una distancia de 86 años entre el de 1918 y el de 2004. Parte de la historia está en el museo, con objetos de los vencedores de campeonatos y otros artículos. Desde las sillas más altas se ve toda la ciudad, para recordar que Fenway Park es uno de los hijos ilustres de Boston.

 

Perlas de la costa

images

No confíes en una ciudad de playa que no tenga a los mariscos como base de su alimentación. Boston, por suerte, sirve algunas de las mejores ostras y langostas del planeta. Al Fanueil Hall, un local construido en 1742, llegan las mejores mercancías. El Quincy Market, uno de los tres mercados que se abrieron en 1826, es una referencia de buena comida en esa área. Allí están los sabrosos Lobster Rolls, sándwiches de langosta que son un éxito entre el público. Su mejor versión se come en el Row 34. Allí, prueba también la variedad de ostras de Massachusetts y de Maine, el estado vecino. Tiene el mismo estilo el Waypoint, en Cambridge, con un menú contemporáneo. La entrada de ostiones con nueces y picante es para chuparse los dedos.

 

Si los mariscos no te agradan, el restaurante Cultivar sigue la línea “de la granja a tu mesa'. Como el nombre lo sugiere, ellos cultivan un jardín hidropónico, reciben vegetales orgánicos con frecuencia y tuestan tubérculos como nadie. El menú del bar, especializado en ginebra, presenta algunos productos de micro destilerías de la región, con mucho orgullo.

 

La más pedida

images

En bares americanos, una Boston Lager es sinónimo de cerveza de calidad. El secreto, según cuentan en el tour de la cervecería Samuel Adams, la más famosa de la región, son los ingredientes. Lúpulo alemán, malta acaramelada durante la torrefacción y agua purísima le dan fama a la bebida que ha ganado fuerza con la inmigración de irlandeses durante el siglo 19.

 

Ahora la marca ha crecido demasiado, y el galpón en el cual recibe a los visitantes, en el barrio de Jamaica Plane, es apenas su laboratorio para puebas. Tras ver los procesos de fabricación, el paseo termina con una degustación de tres ejemplares de la casa: uno de ellos es siempre algún nuevo experimento.

 

Otras marcas artesanales se pueden encontrar en pubs de la ciudad, pero Lulu’s Allston tiene 50 etiquetas, la mitad de las cuales son regionales. Otro ícono, Wally’s, también sirve buena cerveza y tiene excelente música. El club más antiguo de la ciudad, dedicado al jazz, abrió en 1947 y fue uno de los primeros lugares racialmente integrados del país. Pasaron por su escenario Billie Holiday y Charlie Parker, y aún hoy músicos hacen sesiones de alto nivel. Las horas vuelan entre un trago y un soplo de trompeta, afinados por el carisma y la diversidad de Boston.

 

Boston

Cuándo ir

Todas las estaciones tienen su encanto. Mientras en la primavera y en el verano Boston es pura fiesta, el otoño y el invierno helados reservan paisajes decorados por las hojas de los árboles, la nieve y días de cielo azul.

 

Cómo desplazarse

El sistema de transporte público de la ciudad funciona muy bien y cubre con facilidad la mayoría de las atracciones más importantes. En los meses más cálidos, las bicicletas son la mejor opción para aprovechar las calles planas. Evita los automóviles, porque estacionar puede ser caro y difícil.

 

Dónde alojarse

Cualquier barrio alrededor de Boston Common Park es una buena opción. Las colinas de Beacon Hill forman el área más encantadora, y la sofisticación de Back Bay conquista a los que aprecian caminar.

 

images

Mandarin Oriental

Tiene apenas nueve años, y por eso cuenta con la comodidad característica de su sello de modernidad. Queda en una región refinada de Boston y tiene un excelente spa.

 

Hyatt Regency

Ubicado en Downtown Crossing, está pegado al Theatre District, al parque Boston Common y a estaciones de metro. Tiene un buen costo-beneficio.

 

The Godfrey Hotel

Con cara de hotel urbano, tiene precios razonables, un restobar que ha ganado premios por sus tragos y un buen restaurante.

 

A partir de 1º de julio, LATAM tiene vuelos directos a Boston desde São Paulo.

 

Agradecimientos: Boston Usa Greater Boston Convention and Visitors Bureau.

 

images

En el camino hacia este destino podrás probar el nuevo menú de la Clase Económica que LATAM empezará a servir en los vuelos con más de siete horas de duración. Ha sido elaborado con los mejores ingredientes y ofrece platos locales, además de opciones internacionales y vegetarianas, todo estudiado para brindarte una mejor experiencia a bordo. Un nuevo menú para que tus sentidos vuelen más alto.