Las Vegas:

capital mundial del entretenimiento

image

En la capital mundial de la diversión, el nuevo destino de LATAM, lo imposible es habitual y la regla es disfrutar sin moderación

 

Varias ciudades han recibido apodos: París, la Ciudad Luz; Roma, la Ciudad Eterna; Río, la Ciudad Maravillosa. Las circunstancias quisieron que el de Las Vegas sea más infame: Ciudad del Pecado. Famosa por sus noches de fiesta, la ciudad ha empezado a mostrar una faceta un poco menos “pecaminosa” y a expandir sus atracciones más allá de los intereses adultos, con inversiones en espectáculos family-friendly, en parques de diversiones y en innovaciones tecnológicas.

 

images

Eso significa que, sí, puedes fácilmente vivir el guión de la película ¿Qué pasó ayer?, pero esa será solo una de las posibilidades. Lo que no cambia es que la regla es divertirse – no importa de qué modo.

 

El mejor camino

La columna vertebral del entretenimiento en la ciudad se llama Las Vegas Boulevard, pero puedes decirle simplemente The Strip. A lo largo de sus 6 km se encuentran los principales resorts y casinos. Los temáticos están entre los más famosos y revelan su inspiración ya en el nombre: The Venetian sigue la tradición de Venecia en sus actividades, y tiene, por ejemplo, paseos en góndolas; Caesars Palace toma como referencia al Imperio Romano; Paris guarda una réplica de la Torre Eiffel, con un restaurante panorámico y un mirador. Pero lo que sobresale en estos lugares no es el hospedaje, sino su gran oferta de atracciones.  

images

Caminar por la Strip significa un constante entrar y salir de hoteles que, en su mayoría, tienen buenas áreas de compras dentro de sus complejos –vale la pena visitar Forum Shops, en el Caesars, y la moderna Shops at Crystal, cerca del hotel Aria.

 

Una de las paradas clásicas es el Bellagio. Aquí está la típica postal de Las Vegas: el show de las fuentes que bailan al ritmo de los clásicos del pop. El mejor lugar para verlas queda dentro del propio hotel: el bar Hyde Bellagio tiene mesas externas que dan justo a la performance. El Bellagio también es sede de uno de los espectáculos más concurridos de Las Vegas: o by Cirque du Soleil, una experiencia surrealista de acrobacias dentro y fuera del agua. Ese es uno de los siete shows de la compañía en la ciudad, que también exhibe Michael Jackson ONE, un tributo al ritmo de los hits más populares del Rey del Pop.

 

El cielo es el límite

En una ciudad en la que todo es grandioso, llamar la atención de los turistas se vuelve un constante desafío. Y Vegas ha asumido esa tarea con maestría: se trata de un playground de innovaciones creativas.

 

images

¿No te da miedo la altura? Puedes ir a la High Roller, la rueda de Chicago más grande del mundo, o a la montaña rusa del New York, New York, que se recorre con anteojos de realidad virtual. ¿Eres adicto a la adrenalina? Tu destino es el parque Stratosphere, cuyos juegos cuelgan a 350 metros de altura. ¿Te gusta la tecnología? Acércate a la multitud del bar The Tipsy Robot, en el shopping de Planet Hollywood, donde los tragos son preparados por robots. ¿Te encantan los animales? Visita el Shark Reef Aquarium, en Mandalay Bay, para alimentar a las tortugas o bucear con tiburones. Tal vez las posibilidades no sean infinitas, pero están cerca de ser lo.

 

Placer en la mesa

Comer en Vegas es una experiencia en sí misma. Algunos de los chefs más connotados del mundo han decidido instalarse aquí, como Gordon Ramsay, que inauguró en enero su quinto restaurante en la ciudad: el Hell’s Kitchen. Allí, la cocina a la vista, el uniforme de los cocineros y el bife wellington dan la impresión de estar dentro del reality show que ha servido de inspiración. 

 

images

El que tenga poco tiempo para explorar los sabores de la Strip puede hacer un circuito gastronómico. La empresa Lip Smacking Foodie Tours lleva grupos  para probar porciones pequeñas en cinco restaurantes distintos.

 

Pero la aventura culinaria de Las Vegas no estará completa sin un desayuno en un hotel. El bien nombrado Bacchanal Buffet, del Caesars, es una opción sin lugar a dudas. Imagínate bagels, medias lunas, yogures y cereales. Añádele huevos revueltos, panqueques red velvet, churros con dulce de leche y frittatas de zapallitos. Ahora eleva todo a una potencia absurda al juntarlos con muslos de pavo, langostinos, una estación de tacos, dumplings chinos y helados. En Las Vegas, el exceso no solo está permitido, sino también es estimulado.

 

Luces que siguen brillando

El camino de la Strip hacia la parte al norte de Las Vegas empieza a revelar otra atmósfera: edificios antiguos, señales retro, una organización menos planificada. 

 

images

Estamos en Fremont Street, una calle techada en Downtown. Aquí se instalaron los primeros casinos, como el Golden Nugget y el Binion’s Horseshoe, más bajos que los hoteles de la Strip, pero empeñados en llamar tu atención. Esta es la Las Vegas de los carteles, de las máquinas de frozen margaritas y de los personajes insólitos que deambulan por todas partes (lo que incluye a turistas en batas de baño). La parte más divertida: puedes atravesar toda la calle en la tirolesa de Slotzilla Zip Line, escuchando The Who y mirando dibujos psicodélicos proyectados más arriba. 

 

Cerca de la Fremont queda una de las atracciones más cool de Las Vegas: el Neon Museum, que conserva letreros luminosos antiguos. Se pueden reservar tours para escuchar la historia de los hoteles y lugares que le dieron fama a la ciudad.

 

Un vecino grandioso

images

Desde dentro del helicóptero, el ruido de las hélices es el sonido de fondo mientras el Gran Cañón se acerca en el horizonte. El desfiladero queda en el Estado de Arizona, pero su borde oeste está a un vuelo de apenas 40 minutos desde Las Vegas, o a 200 kms en auto. Contemplarlo en vivo (y, en el caso del helicóptero, desde dentro del cañón) es una experiencia transcendental.

 

Las rocas, que se elevan a más de 1.600 metros, se asoman sobre el caudaloso Río Colorado y pintan el paisaje con un tono rojizo imponente. La inmensidad auténtica de la naturaleza no podía ser más disonante de la producción cinematográfica que es Las Vegas y quizás, justamente por eso, el contraste nos sorprende tanto. Este es un pedazo del mundo que no deja de impresionar.

 

images

Jason Beitel

Modelo y bailarín del espectáculo The Beatles LOVE, del Cirque du Soleil

“Las Vegas es una ciudad que reúne algunos de los mejores restaurantes, tiendas y shows del mundo. Me encanta el área del Downtown (¡tanto que acabé casándome en el Neon Museum!). Se la recomiendo a todo el mundo'.

 

images

Richard Nielson

Reverendo en la capilla de matrimonios Vegas Weddings

“Poca gente lo sabe, pero el cliché de casarse borracho en la ciudad, en ceremonias durante la madrugada, no es real. Primero, porque antes es necesario pasar por el registro civil para obtener un permiso, y segundo, porque nadie va a oficializar una unión si los novios no están sobrios'.

 

images

Farrell Dillon

Mago del show Masters of Illusion

“Este es el mejor lugar del mundo para entretenerse. Mi tip es: no puedes hacerlo todo, entonces, elige las cosas más importantes para ti y céntrate en ellas.'

 

Dónde alojarse

The Venetian

Todos las habitaciones del hotel tienen baño incluido, con tina de baño, cama king size y una sala de estar. El complejo, decorado con inspiración veneciana, cuenta con más de 50 bares y restaurantes, incluyendo el CUT, casa de carnes del célebre chef Wolfgang Puck. 

 

Wynn

Elegante, tiene una decoración inspirada en las flores. El hotel sirve de sede a un show de acrobacias acuáticas: Le Rêve - The Dream. Es un alojamiento intimista considerando que estamos en Vegas, con habitaciones amplias y cómodas. 

 

The LINQ

Uno de los hoteles más modernos de Strip, con una atmósfera joven y menos detalles en su decoración. Hay opciones de cuartos con camas compartidas para grupos. La parte más interesante del complejo es LINQ Promenade, una calle que reúne restaurantes, tiendas y la rueda de Chicago High Roller. 

 

Agradecimientos: Las Vegas Convention and Visitors Authority (LVCVA), The Venetian.