Curiosidades sobre las turbinas

¿Cómo se realiza el mantenimiento de los motores de los aviones?

Cuando hablamos del motor de un avión, la turbina es la primera imagen que se nos viene a la mente.

Publicado Agosto 2021

Aunque el motor se compone de algunas otras partes, la turbina realmente funciona como su "corazón", por eso existe la confusión entre los dos términos. Para que tengamos una idea, un único motor de un Boeing 777, por ejemplo, puede tener hasta nueve turbinas.

El conjunto del motor funciona básicamente en cuatro fases: el fan, una especie de ventilador en la parte delantera, aspira el aire hacia dentro del motor. Ese aire es comprimido por las distintas etapas de los compresores de baja y alta presión, y es enviado hacia la cámara de combustión, donde se quema el combustible.

Y para asegurar que todo este gigantesco equipo funcione siempre óptimamente, con alto rendimiento y sin desperdiciar combustible, se necesita una atención constante. Así lo explica el ingeniero Henrique Carmona, quien trabaja en mantenimiento de motores en LATAM. "Cada vez que un avión se detiene en un aeropuerto determinado, el equipo de mantenimiento realiza una inspección para comprobar si hay fugas o cualquier daño que pueda haber ocurrido en el último vuelo".

Según Carmona, también hay un seguimiento, realizado por el equipo de soporte e ingeniería, que monitora de forma remota otros parámetros como vibraciones, consumo de aceite, temperatura de los gases de escape y otros mensajes que el propio computador del avión transmite directamente a los servidores, quienes los analizan y recopilan. “El motor de un avión transmite información sobre sus componentes, informándonos dónde se necesita una atención especial. Así, es posible identificar un problema incluso antes de que ocurra”, dice.


Curiosidades sobre las turbinas

Equipos dedicados

Pero, además de este cuidado preventivo, los motores también necesitan un mantenimiento más general y en profundidad con una cierta frecuencia, la que varía según el modelo y el tiempo de vuelo. “El motor es completamente desarmado y revisado en determinados intervalos de tiempo, más concretamente en dos situaciones: si se detecta desgaste de algún componente que pueda afectar su rendimiento, o si se detecta la necesidad de cambiar alguna pieza en función de su vida útil, como ocurre con determinadas partes de un automóvil, por ejemplo”, destaca el ingeniero.

Algunas reparaciones, por lo tanto, solo toman unas horas y necesitan una o dos personas para realizar la acción. Para casos más complejos, como un cambio total de motor, es posible que se necesiten más de diez personas. “Sin embargo, es importante recordar que, indirectamente, este número puede ser mucho más grande porque es necesaria toda la preparación de herramientas, materiales, planificación y análisis detrás del mantenimiento más simple”, dice Carmona. También señala que las reparaciones que no involucran desarmar completamente el motor se realizan normalmente en los propios talleres de motores de LATAM, distribuidos en algunos países donde operamos, como Brasil, Chile, Perú y Estados Unidos. Por otro lado, el mantenimiento pesado, en el que el motor está completamente desarmado, se realiza en talleres externos certificados tanto por LATAM como por el fabricante del motor. “Debido a las dimensiones de los equipos, el transporte de motores a estos talleres se efectúa por vía aérea o incluso por mar, dependiendo de la distancia y tamaño del motor”, comenta.


Curiosidades sobre las turbinas

Nuestros aviones

Entre los modelos de aeronaves operados por LATAM, la variación en tipos y tamaños de motores es bastante grande, dependiendo de su peso y características. En los aviones llamados Narrow Body (que tienen un solo pasillo), los motores pesan típicamente entre 2,4 y 2,8 toneladas. ¡El Wide Body (con dos pasillos) puede tener motores que alcanzan las 9 toneladas!

El motor más grande de nuestra flota es el General Electric GE90-115b, del Boeing 777. Es uno de los motores más grandes que se han construido en la historia de la aviación, con un diámetro de 3,4 metros, ¡casi la misma medida que el diámetro del fuselaje de un avión de cuerpo estrecho como el A320!

Independientemente del tamaño o modelo, los motores de nuestras aeronaves cuentan constantemente con el cuidado de profesionales dedicados y especializados. ¡Así que siempre están en plena forma cuando vuelan!


Curiosidades sobre las turbinas

Para trabajar en LATAM necesitas pasión y compromiso

Una velocidad diferente en cada momento del vuelo

LATAM: la aerolínea más sostenible de Sudamérica