Patagonia chilena: una guía para principiantes

Patagonia chilena: una guía para principiantes

Descubre los principales atractivos de esta región y déjate impresionar por la naturaleza sudamericana

Publicado Noviembre 2021

Rodeada de un ambiente prácticamente virgen, la Patagonia chilena atrae a cientos de turistas en busca de belleza, naturaleza preservada y gusto por la aventura cada año. Los enormes glaciares se sumergen en lagos color esmeralda, mientras que los fiordos zigzaguean a través de bosques escarpados y las cumbres cinematográficas de los Andes se desvanecen entre las nubes y la niebla.

Hay mucho que ver y hacer en la Patagonia chilena y, por ello, es fundamental que tu itinerario esté bien preparado antes de ir. Esto se debe a que las grandes proporciones del territorio, que se extienden por el tercio inferior de Chile, y los muchos paisajes interesantes para admirar, obligan al visitante a ser selectivo durante su exploración. Tres regiones: Aysén, Magallanes y Antártica Chilena y Los Lagos, conforman la Patagonia chilena, que atrae a los visitantes por sus actividades al aire libre y la observación de vida silvestre estacional.

Geografía y paisaje únicos

Si las playas y caletas forman principalmente la costa de la Patagonia argentina, en Chile los Andes se hunden en el Océano Pacífico para crear una geografía única formada por una extensa gama de archipiélagos, canales y golfos.

En este desierto abundan los impresionantes paisajes y la vida silvestre nativa. Los principales atractivos para explorar son el Archipiélago de Chiloé, el Parque Nacional Torres del Paine y Punta Arenas.


Patagonia chilena: una guía para principiantes

Qué hacer en Chiloé

Este archipiélago del Pacífico es uno de los más pintorescos de toda Sudamérica, tanto por sus estructuras naturales como por su arquitectura artificial. Habitada originalmente por los pueblos indígenas Huilliches y Chonos, el principal atractivo de la isla de Chiloé son los palafitos, casas  con llamativas fachadas en colores primarios sobre pilotes en el agua, en la capital de Chiloé, Castro.  Además, tiene 150 iglesias y capillas de madera construidas por los jesuitas en los siglos XVIII y XIX, siendo 16 de ellas sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO. También vale la pena visitar el Museo Regional, en Castro, para ver artefactos y herramientas agrícolas de Huilliche.

Los visitantes pueden caminar a través del bosque virgen, siempre verde y montañoso del Parque Nacional Chiloé, donde la flora y fauna nativa como pingüinos, nutrias marinas y lobos marinos conviven en armonía. Hay varios senderos para caminar, como La Playa, que se extiende a lo largo de la costa rocosa del Pacífico, y Chanquín, un sendero de 20 kilómetros que mezcla costa y bosque.


Patagonia chilena: una guía para principiantes

Qué hacer en Parque Nacional Torres del Paine

Montañeros y senderistas que buscan conquistar picos legendarios se encuentran en su hábitat natural en el Parque Nacional Torres del Paine. Ubicado a 112 km de Puerto Natales, el parque alberga los glaciares y témpanos de los Campos de Hielo Sur, la Cueva del Milodón, donde se descubrieron restos del hombre prehistórico, lagos turquesas como Lago Amarga y Lago Sarmiento, así como el impresionante trío de picos de granito: las Torres Central, Sur y Norte del Paine. La montaña más majestuosa, Paine Grande, alcanza una altura de casi 3.000 metros.


Patagonia chilena: una guía para principiantes

Reserva de la Biosfera de la UNESCO y octava maravilla del mundo desde 2013, esta área protegida también alberga guanacos, zorros, el esquivo puma y el espléndido cóndor andino, con su impresionante envergadura de tres metros.

Qué hacer en Punta Arenas

Ubicada en el Estrecho de Magallanes, esta ciudad cobró vida en 1843 gracias al auge de la cría de ovejas en la región y a menudo se la considera un punto de partida para expediciones de cuatro noches en pequeños barcos al Cabo de Hornos, misiones en la Antártida y el camino al puerto Stanley, en las Islas Malvinas.

Vale la pena pasar un tiempo en este rico pueblo, gracias a su cercanía al santuario de pingüinos en la Isla Magdalena y la Reserva Forestal de Magallanes. En la Reserva encontramos especies de plantas nativas como el coigüe y la lenga, y es el lugar ideal para realizar caminatas y observar la vida silvestre, como el puma y el zorro gris. Por otro lado, se puede llegar a la Isla Magdalena en un viaje de 2 horas en bote para admirar los más de 120.000 pingüinos de Magallanes que acuden en masa cada octubre para encontrarse con su alma gemela, antes de emprender el regreso al mar en marzo.


Patagonia chilena: una guía para principiantes

Carretera Austral

No pierdas la oportunidad de conducir por la carretera más hermosa del país mientras estás en la Patagonia. La carretera atraviesa el norte de la Patagonia chilena por 1.240 km, conectando Puerto Montt, en la región de Lagos, con Villa O'Higgings. Algunos tramos de la carretera están pavimentados, mientras que la mayor parte son caminos de ripio. En esta ruta, el visitante se encuentra con glaciares, volcanes, parques nacionales, lagos y ríos. Como hay muchos puntos de interés en la región, se recomienda reservar al menos dos semanas para recorrer, con calidad y sin prisas, toda la Carretera Austral.

Aysén y las catedrales de mármol

Uno de los lugares más hermosos de toda la Patagonia chilena se encuentra en la región de Aysén, al norte. Las Capillas y la Catedral de Mármol son puntos imperdibles para quienes están cruzando la Carretera Austral. Durante más de 15000 años, las aguas del lago General Carrera fueron dando forma a estas formaciones rocosas, hasta que alcanzaron la forma que tienen hoy. Son islas de piedra en medio de las aguas del lago, que pueden alcanzar los 25 metros de altura. Desde 1994, estas rocas talladas se consideran Santuario de la Naturaleza.


Patagonia chilena: una guía para principiantes

Parque Nacional Queulat

Con senderos de nivel fácil e intermedio, el parque cuenta con el increíble glaciar Ventisquero Colgante, que se puede ver desde la Carretera Austral. Muy húmedo y frío todo el año, el Parque Nacional Queulat tiene una naturaleza exuberante, formada por verdes bosques, ríos, cascadas y fiordos.

Con una naturaleza deslumbrante y una excelente infraestructura, la Patagonia chilena es un gran destino turístico tanto en verano, cuando las noches son más largas, como en invierno, cuando los glaciares se vuelven aún más extraordinarios. ¿Y tú? ¿Ya has planeado tu viaje?


Desierto de Atacama: sin intermediarios entre la tierra y el cielo

5 paseos imperdibles para conocer Santiago

Las sugerencias de Francesca Ferreyros para visitar el popular barrio de Barranco