direcciones históricas en San José, Costa Rica

En San José, capital de Costa Rica, edificios y museos conservan la memoria del país

images

Café histórico

Comencemos este recorrido –que puede hacerse en un día – con una visita a Don Juanito Café Histórico, una cafetería-museo inspirada en la Campaña Nacional 1856-1857, conflicto bélico que consolidó la independencia y afianzó las bases del Estado costarricense. Un muro con los nombres de los 4.000 soldados de la guerra recibe a los comensales para hablarles de historia.

 Avenida Segunda, cerca del edifício de Correos

images

Arteria urbana

Avenida Central Rogelio Fernández Güell es el nombre de la más popular y transitada avenida de la ciudad, por donde cada año pasan cerca de 3 millones de personas. También es el paseo más representativo del urbanismo local, con 12 pintorescas cuadras repletas de comercios y edificios patrimoniales (como el Teatro Nacional y el Gran Hotel Costa Rica).

 

images

Memorable hospedaje

Justo al costado del teatro está el Gran Hotel Costa Rica. Edificado en 1930, el inmueble poco conserva el tejido histórico de su arquitectura. Pero eso es lo de menos; su alma atemporal está forjada por la visita de distinguidas personalidades a lo largo del tiempo. Uno de los inolvidables: el expresidente de Estados Unidos, John F. Kennedy.

images

Punto de encuentro

¿Quieres conocer a los “ticos” (como son llamados los locales)? Siéntate en una banca de la Plaza de la Cultura, situada justo detrás del Teatro Nacional. Es el espacio público más concurrido de San José, con mucha vegetación, desniveles y una fuente. Debajo de ella se encuentran el Museo del Oro Precolombino, el Museo de Numismática y una amplia galería de exposiciones. Fue remodelada en 2016 y hoy suma 35 años de existencia.

images

Joya arquitectónica

En 1897 la burguesía cafetalera construyó uno de los edificios más preciados de los costarricenses: el Teatro Nacional. Sus paredes resguardan tanto tendencias arquitectónicas como pinturas, esculturas y demás obras de arte de valor histórico. Sigue siendo, por excelencia, cuna de las artes escénicas del país.

Avenida Segunda, entre Calles 3 y 5