images

Monti:

un secreto romano entre colinas

Eduardo Do Valle

Vito Arcomano Alamystockphoto, Divulgación, Alessandra Cardinale

Descubre el barrio de Monti, donde el tradicional estilo de vida romano adquiere nuevos aires de juventud

 

Visitar el Coliseo, pedir deseos en la Fontana de Trevi y disfrutar la gastronomía, son programas indispensables para todo aquel que visite Roma. Sin embargo, aunque el dicho ordene “actúa como un romano”, conviene dedicar algunas horas para perderse por Monti, el primero y más extenso de sus 22 riones (distritos). Este barrio aún está algo protegido del intenso turismo y ofrece una oportunidad para emular el estilo de vida propio de esta ciudad.

 

images

Por sí solo, Monti es un testigo de los tiempos. Su nombre hace referencia a cuatro de las siete Colinas de Roma que se encuentran dentro de su territorio. Escogido por  Trajano para construir su Fórum Imperial, el barrio cuenta además con estructuras de la Antigüedad, abiertas al público. Algo marginado en el pasado, este rione adquirió una nueva cara con el cambio de siglo, cuando inversionistas independientes se instalaron en el sector.

 

En la Via Panisperna, la enoteca Ai Tre Scalini prioriza las etiquetas de Lacio, región de la cual Roma es la capital. En la misma calle, galerías como el Black Market la Sacripante prefieren muestras de artistas de la zona.

 

Todo ese movimiento llamó la atención a Ornella Cicchetti cuando llegó al lugar, el año de 2006. En poco tiempo, ella inauguró el MercatoMonti. Localizado en la Via Leonina, la tienda reúne discos, ropa y accesorios , además de shows de artistas locales. Pero, ¡ojo!, solo está abierto los fines de semana.

 

Ai Tre Scalini - Via Panisperna, 251  •  Black Market Monti - Via Panisperna, 101  •  Sacripante - Via Panisperna, 59  •  ?MercatoMonti - Via Leonina, 46

 

images

Otro secreto es estar atentos a la programación del Detour, un cine club  en Via Urbana. Allí, por un modesto costo de inscripción, se tiene acceso a películas, muestras y talleres. Modestos también son los precios de los restaurantes aledaños: en La Vacca M’briaca, clásicos salen por menos de 10 euros; mientras que en el Urbana 47, el menú tiene influencia mediterránea (y muchas veces se incluye un show de jazz gratis).

 

En toda la ciudad, al anochecer, se llenan las calles. En Monti, la puesta de sol trae consigo a jóvenes hasta la Piazza della Madonna dei Monti, una fuente del siglo XVI. A diferencia de otras piazzas, la mezcla de idiomas da paso a un dialecto italiano. Lejos de las filas, entre risas y tragos de cervezas, Roma adquiere colores de renovación y juventud. Finalmente, todos viven la ciudad como romanos.

 

Detour - Via Urbana, 107  •  Hosteria La Vacca M'briaca - Via Urbana, 29  •  Urbana 47 - Via Urbana, 47