images

Perfume en el aire:

¿cuál es el aroma de París?

Dênis Pagani

Bruno Marçal, Getty Images, Daniel Aratangy, Divulgación

Especialista en perfumes, el brasileño Dênis Pagani, del sitio 1 nariz, muestra el camino para encontrar los más distintos aromas (embotellados o no) de la capital francesa

 

Las huellas de un aroma

Es posible contar una historia de París través de sus olores. No es casualidad que la salida de los extractores de las panaderías queden convenientemente instaladas en el frontis de los locales, tentando así a los transeúntes con el suave aroma del vapor de la levadura y del pan con corteza dorada.

 

images

En el Boulevard Richard Lenoir, que termina en la Plaza de la Bastilla, la frescura de las frutas y verduras y champiñones de los puestos de los mercados como el de la Plaza Maubert se deja sentir. Pescados expuestos en restaurantes como el L'Estaminet, en la zona del Canal Saint-Martin, traen consigo el olor a mar.

 

En esta historia olfativa de las calles parisinas es casi una obligación dedicarle un capítulo completo a las queserías con aromas diversos, un placer para los conocedores y para aquellos que son capaces de de anticipar el recorrido del queso hasta la boca. ¿La más impresionante? La Barthélémy; pero cualquiera a la vuelta de la esquina superará tus expectativas. París es siempre París.

 

Boulevard Richard Lenoir: 11e arrondissement

Place Maubert: 5ème arrondissement

Barthélémy: Rue de Grenelle, 51

L’Estaminet: Rue Oberkampf, 116

 

images
Canal Saint-Martin

Además de los aromas que casi se pueden masticar, no hay que olvidar aquellos que dejan una estela al pasar. ¿Qué hizo que identifiquemos a los perfumes como algo típicamente francés? Fue el ministro Jean-Baptiste Colbert, en el siglo XVII, quien reguló y desarrolló la manufactura de productos tan franceses como los vinos, textiles y, claro, los perfumes. Él creó el lujo francés como lo conocemos hoy en día.

 

Volviendo al 2019, la perfumería francesa aún está vigente y llena de marcas emergentes de lo que podría catalogarse como 'perfumes de autor'. Fuera del circuito de los grandes nombres y tiendas hay expertos deseosos de mostrar su punto de vista y de darle un aroma propio a su creatividad, más que comprometerse con millones de envases vendidos.

 

Du Pain et des Idées: Rue Yves Toudic, 34

 

Aventuras olfativas

Antes de visitar las perfumerías, piensa en lo que estás buscando y en cómo vas a querer sentirte cuando lo atomices sobre tu piel. Imagínate en qué situación lo vas a usar. ¿Buscas algo energético o seductor? Si eres más conocedor del asunto, define si prefieres los aromas florales o las maderas, o enfócate directamente en las materias primas. Comenta todo esto al vendedor: considera que ellos conocen bien los productos y estarán felices de guiarte.

 

images

Un buen punto de partida para este recorrido perfumado es la tienda de Serge Lutens, dentro del Palais Royal,  que encanta desde el principio con la luz baja y los detalles morados de las paredes. Pide que te muestren el Muscs Koublai Khan y asómbrate por su energía casi animal (es solo una dramática introducción para un perfume que viste suavemente).

 

En otro frente, la marca Histoires de Parfums contrasta la inspiración retro de sus perfumes con la estética de la tienda. Ubicada en el corazón de Le Marais, el barrio cool por excelencia, parece más galería de arte contemporáneo que tienda. La primera colección tiene nombres como 1725 o 1804, pero los perfumes son recientes y se sienten actuales.

 

Serge Lutens: Palais Royal, Rue de Montpensier, 8

Histoires de Parfums: Rue du Roi Doré, 11

Ahora bien, si imaginas una biblioteca de perfumes –no de envases, sino de las mezclas que van dentro -, Osmothèque es el lugar: con cuatro mil ejemplares en su fórmula original (800 ya no se producen), se ha transformado en una visita imperdible. Es posible agendar un recorrido a su cava con las reliquias o participar en conferencias olfativas y disfrutar de los recortes de su colección. La perfumista y presidenta de la Osmothèque, Patricia de Nicolaï, también es dueña de la marca con la mejor relación precio-calidad en el universo de perfumes de autor. En contraste con la sencilla identidad visual de los Parfums de Nicolaï, sus fragancias están repletas de fuerza y creatividad.

 

Parfums de Nicolaï: Rue de Richelieu, 28

images
Palais Royal

El sabor del olor

Si lo que buscas es saborear aromas, no te puedes perder la tienda Épices Roellinger. En su local, muy cerca del Museo del Louvre, se encuentran los resultados de los estudios de las especias del chef Olivier Roellinger, plasmados en una pared llena de frasquitos. Los condimentos van desde decenas de ajíes de Asia y de África hasta mezclas con nombres deliciosos como Fleur de Brume (Flor de Bruma), pasando también por especies puras. Además, cada frasco viene con sugerencias para su uso.  El Poudre des Bulgaires, por ejemplo, es una mezcla de aderezos para agregársela al yogur, y constituye una rápida solución para mejorar el desayuno. No dejes de explorar la colección de vainillas, al fondo de la tienda, donde podrás descubrir todas las variedades aromáticas de esa flor. La oferta varía entre ejemplares más dulces, de flores tupidas y redondas –como la de India– hasta otras que huelen más a cuero o madera quemada.

 

Épices Roellinger: Rue Sainte-Anne, 51

 

images

Para continuar en una senda similar puedes visitar el Butte aux Cailles, un barrio situado al sur. El ambiente silencioso es un refrescante descanso del agitado corazón de París. Allí queda Les Abeilles, una tienda especializada en productos derivados de las colmenas.  Podrás encontrar jabones a base de miel y velas de cera de abeja. Pero lo mejor de todo es la variedad de mieles disponibles para probar, cada una de distintas floraciones y con sus propias características. La más parisina posible es producida por abejas que viven en panales repartidos por la ciudad. Al igual que las abejas, con un poco de instinto y dedicación, los visitantes encuentran el camino hacia los mejores aromas de París.

 

Les Abeilles: Rue de la Butte aux Cailles, 21

 

Aromas del pasado

Entrevista con la perfumista Patricia de Nicolaï, presidenta de Osmothèque

 

¿Cómo consigue Osmothèque las fórmulas originales de los perfumes?

Nosotros conservamos en una caja fuerte, como en un banco, alrededor de 200 fórmulas que las marcas nos confiaron. Estas continúan siendo secretas porque no existe la posibilidad de protegerlas legalmente.

 

¿Cuáles son los tesoros de la colección?

Iris Gris, de Jacques Fath (1947), es un trabajo excepcional con la materia prima del Iris. Es muy original, de extrema suavidad y muy potente. También destaca Chypre, de Coty (1917), que originó una familia de sofisticados perfumes que llamamos Chipres, como el gigante Mitsouko, de Guerlain (1919).

 

images
Osmothèque: Rue du Parc de Clagny, 36, Versalhes

LATAM tiene vuelos directos a París desde São Paulo.

Reserva tu paquete completo con hospedaje y paseos* para este destino con LATAM Travel o en latam.com

*Tenemos opciones de autos y cruceros