Frankfurt más allá de los negocios

Frankfurt más allá de los negocios

Lindos paseos, vida nocturna y arquitectura son solo algunos encantos de la ciudad alemana

Mariana Campos Getty Images

Publicado Febrero 2020

Si te tocó ir a Frankfurt por un viaje de negocios, nuestra recomendación es que no te atengas solo a eso. La denominada capital económica y financiera de la Unión Europea y sede del Banco Central Europeo, ofrece mucho más y aquí te entregamos una lista de actividades para que conozcas y disfrutes de la quinta ciudad más poblada de Alemania:

1. Contemplar la ciudad desde el mirador de la Main Tower

La mejor vista del skyline de Frankfurt se obtiene desde aquí. Con 200 metros de altura, la Main Tower tiene el mirador público más alto de la ciudad. Si tomas el ascensor, en menos de un minuto estarás en el piso 56, en el cual se ubica el tope del espectacular rascacielos. Desde aquí podrás hacerte una perfecta idea de la impresionante arquitectura moderna que tiene la ciudad y cómo esta se mezcla con los edificios y construcciones más antiguas. Si el día está despejado, incluso podrás ver las colinas de Taunus y Odenwald.

Main Tower: Neue Mainzer Str. 52-58, 60311


Frankfurt más allá de los negocios

2. Pasear por el complejo de Casas Römer

Esto es algo así como el corazón de la ciudad. Es aquí donde están las típicas casas medievales con entramado de madera. Las viviendas perfectamente conservadas, que fueron reconstruidas tras la guerra,  datan de los siglos XV y XVI y en medio de todas ellas está el Altes Rathaus o antiguo ayuntamiento. En este mismo sector está también la galería de la iglesia de San Nicolás, que merece sí o sí una visita.

Römer: Römerberg 23, 60311


Frankfurt más allá de los negocios

3. Recorrer la Museumsufer (orilla de los museos)

A orillas del río Main, está el complejo cultural y artístico más grande de la ciudad. Aquí podrás ver lo más variado y destacado de la cultura alemana. Tanto en la ribera sur, como en la norte hay diversos espacios culturales. Destacan el Ikonenmuseum (Museo de Icono), el Deutsches Filmmuseum (Museo del Cine alemán), el Deutsches Architekturmuseum (Museo Alemán de Arquitectura), el Städel, museo de bellas artes enfocado en artistas clásicos y el Historisches Museum, que contiene objetos de la historia de la ciudad, desde la época romana hasta hoy.


Frankfurt más allá de los negocios

4. Ir al mercado de Kleinmarkthalle

Ubicado en pleno centro, este pintoresco mercado fue abierto en 1870. Luego de ser bombardeado durante la segunda guerra mundial, fue reconstruido en 1954. Cuenta con más de 60 puestos que ofrecen desde exóticas frutas, infinidad de flores, productos asiáticos y una monumental variedad de carnes (ciervo, jabalí, faisán, pato) además de los típicos y sabrosos embutidos alemanes.

Kleinmarkthalle: Hasengasse 5-7, 60311


Frankfurt más allá de los negocios

5. Comer Frankfurter Würstchen

Si no te suena el nombre, no te compliques. La frankfurter würstchen es la típica salchicha, conocida mundialmente como “frankfurt” y ¡cómo no comerla aquí, en el lugar donde fue creada! Esta salchicha, que está fabricada con carne de cerdo y embutida en tripa natural de oveja, pasa por un proceso especial de ahumado que le otorga su sabor característico. No es necesario cocinarlas. Solo se calientan unos minutos en agua y están listas para comer. ¡Que no se te olvide la mostaza!


Frankfurt más allá de los negocios

6. Brindar con Apfelwein en el barrio de Sachsenhausen

No puedes irte de la ciudad sin haber probado la sidra local. Se trata de la famosa Apfelwein, bebida alcohólica típica de la ciudad elaborada a partir de la fermentación de jugo de manzana. El mejor lugar para probarla es el barrio de Sachsenhausen, que está lleno de tabernas que la ofrecen. La ordenanza local dice que la sidra debe ser la bebida alcohólica más barata en todos los bares… ¿qué estás esperando para brindar con ella?


Frankfurt más allá de los negocios

5 curiosidades sobre el aeropuerto de Frankfurt

Un itinerario en auto por Alemania medieval

6 ciudades singulares para tomar cerveza artesanal