images

Una mirada a la arquitectura loca de Melbourne

Camila Lafratta

Fernanda Frazão

Para entender la calidez de la ciudad australiana, hay que mirar de cerca su arquitectura

 

Antes de ir a Melbourne, tenemos que hacerte una advertencia: existe el riesgo de que no quieras volver a casa. No es casualidad que la ciudad haya ganado el título del mejor lugar del mundo para vivir durante siete años consecutivos. Ubicada en el sur de Australia, esta metrópolis parece reunir lo mejor que existe: seguridad, buena educación pública, gastronomía de punta, locales amistosos, playa, vida urbana, diversidad y mucha cultura.

 

Todo eso se descubre tras pasar unos días en la ciudad. Pero, como primera impresión, lo que Melbourne hace es provocar: es imposible ser indiferente a su paisaje arquitectónico. Con una mezcla de edificios victorianos y rascacielos posmodernos (y a veces algo excéntricos), la ciudad no tiene el sello de un movimiento en particular, y eso hace que guarde una nueva sorpresa en cada esquina.

 

images

Aunque su apodo es “Torre de Lego”, el edificio diseñado por el estudio local Jackson Clements Burrow no tiene nada que ver con los bloques daneses. Se trata de una torre de departamentos en el barrio de St. Kilda que mezcla 40 colores en la fachada.

 

images

El Australian Centre for Contemporary Art (ACCA), que comprende cuatro espacios independientes y un patio público, es uno de los principales centros de arte contemporáneo de la ciudad. Está ubicado en el Melbourne Arts Precinct, que reúne varios museos e instituciones culturales.

 

images

En el corazón de la ciudad, los opuestos se atraen

Antítesis vecinas: la plaza de hormigón Federation Square, con sus líneas modernas, está a menos de 100 metros de la estación de trenes Flinders Street, construida en 1908 y representante del estilo neobarroco. Ambas quedan en el Central Business District (CBD), como se le llama a la región central de Melbourne .

 

images

La fachada 3D del edificio de la Melbourne Theatre Company: una prueba más de que, en una ciudad en la cual cada edificio busca superar a la construcción vecina, el único límite es el cielo.

 

Melbourne

Cómo llegar

El aeropuerto está a unos 20 km del Central Business District (CBD); los buses de la SkyBus parten cada 10 minutos. El transporte público de la ciudad funciona las 24 horas del día y los tranvías son gratuitos en la región central.

 

Cuándo ir

Las temperaturas suelen ser templadas, con mínimas de 8oC durante el invierno y máximas de 28° Celsius en verano. Enero es la excepción, con algunas olas de calor más fuertes.

 

Dónde alojarse

El CBD es el punto más estratégico, ya que concentra varias atracciones. También son buenos barrios para alojarse St. Kilda, el barrio de la playa; y Fitzroy, lleno de restaurantes y tiendas.

 

 

LATAM tiene vuelos a Melbourne desde Santiago.

Reserva tu hospedaje, paseos o paquetes completos para este y otros destinos con LATAM Travel.