tips para disfrutar del movimiento (y otros 3 para relajarse) en Florianópolis

Movimiento

images

En la pista

Los beach clubs de la playa de Jurerê Internacional gozan de fama entre quienes disfrutan de la diversión. Cada uno con su propio perfil, el Donna (más sofisticado), La Serena (familiar), el P12 (con piscinas y jacuzzis), el Café de la Musique y 300 Cosmo Beach Club (muy agitados) ofrecen un panorama seguro gran ambiente desde lo alto. Por la noche es el Complejo Music Park el que atrae al público, con locales de todos los estilos, incluyendo la lujosa Posh, que comparte la misma zona, en la entrada de Jurerê.

images

Diversión para todos

La playa de Barra da Lagoa, con una amplia extensión de arena, es perfecta para un programa familiar. Allí se puede elegir entre deportes, con cuadras de recreación, paseos en barco, aperitivos y cervezas servidas en la misma playa, arriendo de equipos náuticos o la contemplación de la naturaleza intacta de Prainha do Leste, que está escondida después del puente colgante que cruza el Canal da Barra.

images

Día y noche

Canasvieiras es el sitio predilecto entre los argentinos. Y la preferencia se justifica, pues esta playa ofrece relajo a tiempo completo, con su mar de aguas tranquilas, paseos en barco y otras atracciones en el mar; además de comercio concentrado. Todo es accesible a pie, y se encuentra una mezcla gastronómica que va desde la parrilla ao capeta (bebida a base de guaraná, típica de Bahía), la hamburguesa gourmet hasta los pescados frescos, recién sacados del mar.

Relajo

images

Paseo pirata

Los paseos en barco combinan el descanso con la diversión. El Scuna del Sur cuenta con la mayor flota de barcos piratas de la ciudad, con salidas desde el centro (en la pequeña playa debajo del puente Hercilio Luz) y desde Canasvieiras. Uno de los recorridos contempla una escala en la Isla Anhatomirim, donde una fortaleza alberga la antigua residencia del brigadier Silva Paes, primer gobernador de Santa Catarina.

images

En plena naturaleza salvaje

Enclavada en una zona de preservación, el tramo de Los Náufragos sorprende por su naturaleza virgen. La salida es desde la Caieira da Barra do Sul, en el extremo sur de la isla, y dependiendo del viento, se puede caminar hasta la Playa de los Náufragos, con un privilegiada vista al mar, el bosque atlántico, los cañones y fortalezas que demuestran el esfuerzo por proteger la isla de los invasores durante el período colonial.

images

Playa cautiva

Ofrece las olas ideales para el surf, una inmensidad de arena para caminar o construir castillos, y todos los tipos de bocaditos servidos no muy lejos de la playa. Campeche es el hogar de más historias de las que puedas imaginar. Hasta el mismo autor de El Principito acostumbraba a planear por allí. Por esa razón Saint Exupéry ganó un apodo muy brasileño: Zéperri. Para ver de cerca el patrimonio arqueológico y el paisaje que él avistaba desde lo alto, se ofrecen traslados en barco hacia la Isla de Campeche.