encantadores cafés para ver pasar la vida en Buenos Aires

images

Pani

Viamonte 501, Centro.

Excéntrico y urbano, es una alternativa a los puntos turísticos de la zona central. El menú combina varios tipos de café y creativos dulces. La decoración multicolor le otorga encanto al local. También cuenta con sucursales en Recoleta y en Palermo Viejo y Hollywood.

images

Croque Madame

Avenida del Libertador 1.902, Palermo.

El local que sirve el café más delicioso está situado en los jardines del Museo de Arte Decorativo y cuenta con mesas tanto al aire libre como en los grandes salones neoclásicos. En el mejor estilo parisino, ofrece un ambiente intimista y agradable.

images

Decata

Honduras 6.100, Palermo.

Su terraza es una de las razones para que este café se haya transformado en el preferido de los lugareños. Mientras los clientes en el segundo piso saborean sus pedidos, en el primero el éxito es gracias a la excelente oferta de tortas y dulces.

 

images

Café Tortoni

Avenida de Mayo 825, Montserrat.

Tradicionalísimo, es uno dos cafés más antiguos de la ciudad con elementos de la decoración original que le dan un aire europeo de los años 1920. Prueba los churros y medialunas, acompañados de un cappuccino.

images

Lobo Café

Pierina Dealessi 1.330, Puerto Madero.

Lo mejor de esta experiencia es sentarse a la orilla del Río de la Plata. El local ofrece desde expresos hasta variedades de cappuccinos con ron y whisky. El menú cambia de acuerdo a las estaciones: hay bebidas refrescantes y comidas livianas en verano y cafés de granos especiales en invierno.

images

Cafe Crespin

Calle Vera 699, Villa Crespo.

Como un refugio en medio del bullicio de los outlets de Villa Crespo, este café es famoso por sus generosos brunchs, servidos todos los días de la semana. El menú combina recetas españolas, americanas y, claro está, también argentinas.

images

El Banderín

Guardia Vieja 3601, Almagro

Éste es el lugar donde se reúnen los amantes del café y del fútbol. El local funciona desde 1929 y reúne banderines de clubes de todo el mundo en su decoración. Las paredes están cubiertas de fotos de jugadores y de títulos que marcaron época.