images

¿Es posible tener rutina siendo tripulante?

Arley Falcone

Arley Falcone, que trabaja en los aires, narra sus rituales diarios

En una  misma semana, un tripulante de cabina pasa por diferentes ciudades, temperaturas e inclusive husos horarios. “Vivimos una rutina dentro de la falta de rutina”, dice el jefe de cabina Arley Falcone. “Pero siempre tenemos un ritual diario.”

 

images

Uno de los factores que no cambia es tu tiempo libre: un mínimo de 12 horas y un máximo de 24 horas. De vuelta al trabajo, es necesario considerar el traslado al aeropuerto (recordando que el tráfico y la distancia cambian en cada ciudad).   

 

A partir de allí se puede calcular con cuánta anticipación debemos prepararnos para llegar a la reunión del equipo antes del vuelo. De esa manera no importa el país ni la hora; el equipo siempre está organizado para volar hacia un nuevo destino.