images

Valle del Elqui:

los poblados de la región con más estrellas de Chile

Consuelo Olguín

Alamy, Getty Images

Ubicados en el Valle del Elqui, cinco lugares desconocidos (y únicos) para recorrer el norte de Chile

 

Con una temperatura agradable y cielos despejados casi todo el año, la ruta de los pueblos del Valle del Elqui es perfecta para conectarse con lo simple: no en vano fue destacado como un “destino imperdible” del 2019 por el New York Times en enero. Puedes llegar al valle aterrizando en el aeropuerto de La Serena, la ciudad costera más antigua de Chile.

 

images

Pisco Elqui

Famoso por sus nítidos cielos, en el valle hay 11 observatorios, y en Pisco Elqui se pueden hacer desde cabalgatas nocturnas hasta observación astronómica con telescopios profesionales. Antes se hacen una charla introductoria a cielo abierto y ejercicios para reconocer objetos celestes.

Turismo Migrantes: Calle O’Higgins s/n

 

Villaseca

El calor desértico abunda, y los restaurantes Donde Martita y Delicias del Sol lo aprovechan preparando sus platos en cocinas y hornos que funcionan 100% con energía solar. El cabrito a la cacerola y los “porotos granados” o alubias con maíz molido son imperdibles.

Donde Martita: Magallanes 15

Delicias del sol: Chiloé 164

 

images
Montegrande

Montegrande

Ubicada a 1.100 m sobre el nivel del mar, la viña boutique Cavas del Valle es una de las viñas más al norte de todo Chile. En sus catas gratuitas se pueden saborear cepas como Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon y Malbec y la uva local moscatel rosada.

Cavas del Valle: Km 14,5 de la ruta R485

 

Cochiguaz

La laguna El Cepo está a más de 2.700 m de altura en el valle de Cochiguaz. Se puede llegar a pie o a caballo y, aunque el sendero es simple, demora dos días: sólo se llega en coche o locomoción pública hasta un camping y ahí comienza la caminata.

Camping Río Mágico: Km 11 camino do Cochiguaz

 

Vicuña

La casa de la poeta y Nobel de Literatura Gabriela Mistral es un destacado museo, donde están sus manuscritos originales y varios objetos personales. En esa misma calle hay cinco heladerías artesanales que explotan los sabores típicos de la zona, como el pisco y el copao, fruto del cactus.

Gabriela Mistral 759