images

Un chocolate ecuatoriano entre los mejores del mundo

Eduardo do Valle

Evandro Rocha, Andres Molestina

La historia del empresario que transformó al cacao ecuatoriano en chocolate de alta calidad

 

Belgas y suizos ganaron fama hace más tiempo, pero los especialistas coinciden en que uno de los mejores chocolates es ecuatoriano. Y Santiago Peralta, cofundador de Pacari –marca cuyas barras orgánicas sacaron  elogios hasta de la presentadora Oprah Winfrey–, tiene la misma opinión.

 

images

“Siempre me pareció raro que el país de excelente cacao no produjera también el mejor chocolate”. Esa interrogante llevó a Santiago y a su esposa, Carla Barbotó, a conocer haciendas, y la obsesión por la calidad les ayudó a certificar la producción orgánica de cerca de 1.500 familias.

 

Era el principio de una trayectoria que desafiaría la lógica del mercado. Adoptaron técnicas de cultivo alternativas y capacitaron a los productores. “Mucha gente nunca había comido el chocolate que producía”, dice Santiago. Desde el primer premio en 2012 hasta ahora han sumado 250 reconocimientos: “Creo que ya hemos probado nuestra calidad”, celebra, con una producción anual de tres millones de barras vendidas en 47 países. 

 

Para Santiago, no obstante, el triunfo de Pacari está en casa, ya que hoy los ecuatorianos tienen acceso a uno de los mejores sabores del mundo.