images

5 días en el norte de Jamaica

Eduardo do Valle

Daniel Aratangy / Illustración: Francisco Martins

“No problem, man”. No hay problema. Independiente del tiempo que pases en Jamaica, es probable que escuches esa frase a cada rato. Suma a esta calidez una naturaleza exuberante, la cultura rastafari y las leyendas que inspiraron películas y canciones y solo entonces puedes entender el verdadero ritmo del país. A continuación, una guía realizada por LATAM Travel para aprovechar cinco días en esa joya caribeña donde la regla de oro es olvidarte de tus problemas.

 

images

Día 1

9h - I Can See Clearly Now

Con un aeropuerto pegado a la costa de la playa Dead End Beach, el litoral color azul turquesa de Montego Bay impresiona desde la ventanilla del avión. Pero lo que sigue es aún más impresionante: playas como One Man's Beach y Cornwall Beach, además de la semi privada Doctor's Cave Beach. Este último tramo es famoso por sus aguas, que supuestamente tienen propiedades curativas y donde “lavar el alma” va más allá de ser una expresión.

 

14h - Cool Rasta

Un amor, un corazón. El mensaje de la unión universal, que recorrió todo el mundo a través de la voz de Bob Marley, es solo una de las bases del movimiento rastafari, que nació en Jamaica en la década de 1930. En Rasta Village, comunidad escondida a orillas de Montego River, los seguidores tienen una manera propia de hablar, de comer (la dieta ital, vegetariana y orgánica, basada en los preceptos bíblicos) y de crear música, en un ritmo que inspiró al reggae y a toda la cultura jamaicana en las décadas siguientes.

 

images
Rasta Village: Montego River Gardens, Porto Bello Drive, Montego Bay

19h - Food For Thought

Recién bautizada Jimmy Cliff Boulevard, la Hip Strip, como es conocida popularmente, es la avenida más concurrida de Montego Bay. Durante el día se repleta gracias a sus tiendas, y por la noche se llena por sus bares y restaurantes como el The Pellican Grill. Abierto tan solo dos años después de la independencia del país, se enorgullece de ofrecer la verdadera gastronomía jamaicana. Para conocerla a fondo, pide una langosta o el Ackee and Codfish, plato nacional a base de bacalao y de ackee, fruto típico pariente de la guaraná.

The Pellican Grill:  Jimmy Cliff Boulevard, Montego Bay

 

Día 2

images

8h - You’re Wondering Now

Con más de 1.000 km de costa, escoger la playa más bonita de Jamaica no es tarea fácil. Sin embargo, es unánime que Negril está entre las más hermosas. A una hora y media de auto desde Montego Bay, este balneario representa a extremo oeste del país con su litoral tranquilo, recortado por imponentes formaciones rocosas. Cercada por resorts en el primer tramo, la playa Seven Mile Beach es ejemplo de eso, y los visitantes disfrutan tranquilos de la arena blanca y el agua casi sin olas. Aquí el consejo es descansar bastante, porque la tarde promete ser agitada.

 

16h - Jamming

Ya al comienzo de la tarde se intensifica el movimiento de autos en la West End Road, donde queda el Rick's Café, uno de los bares más representativos del país. Instalado hace 45 años en un peñasco de 10 metros de altura, atrae a buceadores aficionados y profesionales  que hacen fila para saltar. La música reggae y tragos como el Shark Bite, de curazao, o el Jamaican Me Crazy, con tres tipos de ron, son ideales para apreciar el dorado atardecer.

Rick's Café: West End Road, Negril

 

21h - Stir It Up

De regreso a Montego Bay, la próxima parada es nuevamente el mar, pero ahora en Pier One: una mezcla de bar y discoteca que es un punto de encuentro del Reggae Sumfest, uno de los festivales más importantes de ese género en el mundo. El espacio es sede de fiestas animadas (de karaoke o música electrónica) y eventos más íntimos. Pide el camarón al curry y la langosta con ajos y vino blanco.

Pier One: Howard Cooke Boulevard, Montego Bay

 

images

Día 3

images
Martha Brae River

8h - Joy In The Morning

Cerca de 30 km de carretera al este de Montego Bay queda el majestuoso Martha Brae River, un río en el que balsas de bambú se deslizan por las aguas rodeadas de árboles. Llegar temprano es imprescindible para sentirse único. El silencio se interrumpe únicamente por los sonidos de la selva, de aves e insectos; y el balsero que cuenta la leyenda de Martha Brae, la bruja que atraía por su belleza tan intensa como la del lugar que lleva su nombre.

 

12h - Good Thing Going  

Omnipresente en los cuatro rincones de la isla, el jerk chicken es un símbolo jamaicano, preparado con trozos de pollo asado sazonados con scotch bonnet (un ají 140 veces más picante que el jalapeño). Es el plato estrella del Scotchies, un sencillo restaurante tradicional, donde también se sirven varias preparaciones de carne de cerdo y salchichas. No te olvides de la cerveza o del agua de coco: ¡las vas a necesitar!

Scotchies: Falmouth Road, Montego Bay

 

images
Rose Hall: c/o Rose Hall Development, Montego Bay

18h - Night Nurse  

Imponente y rodeado de misterio, el antiguo palacio de Rose Hall nos remonta al pasado agrícola de la Jamaica colonial. Su historia cambió a principios del siglo XIX con la figura de Annie Palmer, una terrateniente de quien se dice que mató a sus tres esposos. En la residencia, ubicada en el camino de Montego Bay a Falmouth, la leyenda de la bruja blanca de Rose Hall aún se cuenta con los detalles tenebrosos que inspiraron a Johnny Cash en la canción “The Ballad of Annie Palmer.”

Rose Hall:  c/o Rose Hall Development, Montego Bay

 

20h - Satisfy My Soul

Los días soleados terminan en noches iluminadas que se reflejan en la Laguna Luminosa, cerca de Martha Brae River. Formada por el encuentro de aguas de tres diferentes fuentes, está habitada por algas bioluminiscentes, que se encienden con el más mínimo movimiento. En el paseo, que dura unos 40 minutos, es posible nadar y disfrutar del brillo de las aguas en una experiencia única y casi mística.

 

Día 4

images
Cool Blue Hole: Thatch Hill Road, Ocho Ríos

9h - Feel Like Jumping

Un día más en el camino: avanzando hacia el centro de la costa norte se llega a Ocho Ríos, una antigua ocupación española marcada por la naturaleza exuberante de atracciones como el Cool Blue Hole. Aún protegida del turismo intenso, la cascada cuenta con saltos de hasta seis metros y aguas heladas y cristalinas, que parecen una piscina natural. Quien no se atreve a saltar puede disfrutar las pozas y zonas más bajas del río, en cuyo fondo se refleja la luz del sol, sugiriendo un momento de paz y meditación.

 

15h - Zion Train  

Si el reggae es un universo, su principal estrella surgió en Nine Mile, un modesto poblado a una hora y media en auto desde Ocho Ríos. La casa donde Bob Marley nació, en febrero de 1945, alberga actualmente su mausoleo y un museo. En Mount Zion, dirección de su antigua casa, los guías del recorrido son viejos amigos del cantante, como Captain Crazy, que describe la trayectoria de Marley entre canciones y curiosidades. Un ejemplo de ello es la piedra de meditación descrita por el cantante en “Talkin' Blues”: “Cold ground was my bed last night / And rock was my pillow too”. 

 

images
Mount Zion: Nine Mile, s/n

20h - Lucky Man  

De la música al deporte: El regreso a Ocho Ríos pide que hagamos un alto en el restaurante Tracks & Records, cadena del medallista olímpico jamaicano Usain Bolt. Ideal para comer y tomar algo, el local ofrece un extenso menú que incluye opciones de platos típicos e internacionales. En las paredes, TVs y pantallas gigantes permanecen encendidas y en canales deportivos, donde a veces Bolt aparece repitiendo ese gesto victorioso, su marca registrada famosa en todo el mundo: levemente inclinado hacia atrás, apuntando con ambos brazos hacia el cielo en diagonal.

Tracks & Records: 101 B Main Street Pineapple Shopping Centre, Ocho Ríos

 

Día 5

9h - Wild, Wild Life  

El Dunn’s River, en Ocho Ríos, es un caudal que representa una importante victoria británica contra España en 1657. Casi cuatro siglos después, el lugar se transformó en sinónimo de paz y aventura. Sus casi 60 metros de cascadas se pueden recorrer fácilmente a pie y, desde los miradores a un costado del río,  se puede percibir su belleza con mayor perspectiva. Este mismo encanto fue inmortalizado en una de las escenas más icónicas de Sean Connery y Ursula Andress en la ya clásica película de James Bond, El Satánico Dr. No, del año 1962.

 

images
Dunn`s River: Ocho Ríos, s/n

12h - Sweet Sensation  

En el Miss T’s Kitchen, el ambiente jamaicano rústico y el reggae de fondo se anticipan a las opciones tradicionales del menú, como el curried goat (cabra al curry), otra especialidad del país. Entre los tragos, un famoso ron jamaicano le da sabor a los cócteles como el famoso mojito y hasta un pintoresco Bob Marley, con los colores del movimiento rastafari.

Miss T’s Kitchen: 65 Main Street, Ocho Ríos

 

14h - Coming In From The Cold

La sorprendente actuación del equipo jamaicano de bobsleigh en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1988 es ahora un hito que inspiró la película Jamaica Bajo Cero. En el parque Mystic Mountain, cerca de Dunn's River, una especie de montaña rusa que baja desde la cima de la montaña recrea la conquista nacional a 700 metros del nivel del mar. Visitarla es una experiencia de inmersión en la naturaleza gracias al teleférico que lleva a la cumbre de la montaña, los senderos, la piscina y la incomparable vista de la bahía.

Mystic Mountain: Belmont Road, Ocho Ríos

 

images
The HouseBoat Grill: Alice Eldemire Drive, Montego Bay

17h - One Love

De regreso a Montego Bay, la última parada es en el restaurante The HouseBoat Grill. Anclado en la Bogue Lagoon, proporciona una vista panorámica de la vida marina, donde cardúmenes enteros nadan al lado de las rayas. Conocido por sus mariscos, este pequeño y sencillo restaurante es ideal para un atardecer de película. Entre una copa y otra, el sol va bajando, y deja una agradable sensación de que los días en la isla, tan llenos de vida, pasan tán rápido como los cardúmenes: en las águas jamaicanas!

 

Agradecimiento: Nexus Tours