images

4 días chilenos: Santiago, Viña del Mar, Valle Nevado y las vinícolas

Javier Urrejola

Sebastián Utreras, Valle Nevado

Uno de los mayores atributos de la geografía de Chile son los pocos kilómetros que separan la cordillera de los Andes del océano Pacífico. Y la zona central del país es el lugar perfecto para disfrutar, en cuatro días, de todos los atractivos que existen entremedio

 

Día 1 – Santiago

images

10h - Quinta Normal

De los distintos barrios de Santiago, la capital de Chile, hay uno que parece un pequeño pueblo instalado en medio de la ciudad. Se llama Yungay y por sus calles aún se siente esa calidez de espacio íntimo, de esos en los que te saluda el vecino, lugares que comienzan a ver por sus calles muchos inmigrantes que se instalan en el país en busca de mejor calidad de vida. Se ubica en una zona que fue, a mediados del siglo 19, uno de los sectores más acomodados de la capital. Testigo de ello son sus grandes casonas, palacetes y, por ejemplo, el parque de la Quinta Normal (1841), que hoy recibe a enamorados, escolares y turistas que gastan las horas, por ejemplo, en el Museo Nacional de Historia Natural. Éste se ubica en un edificio patrimonial del año 1875, y tiene como emblema el esqueleto de una ballena llamada cariñosamente Greta.

 

images

12h - Memoria

Cruzando la avenida Matucana, nos encontramos con las modernas líneas del Museo de la Memoria, que da cuenta de los años de dictadura en Chile y que ayuda a comprender y reflexionar sobre el pasado reciente de este país. En esa misma calle –y para comprobar que estamos en el eje cultural más importante de Chile– también podemos visitar el Centro Cultural Matucana 100, el MAC (Museo Arte Contemporáneo), la Biblioteca de Santiago y, en su extremo, la bella estructura de la Estación Central de ferrocarriles.

 

images

14h - Barbería + Restaurante

El barrio Yungay hay que conocerlo a pie, dónde se puede llegar a través de la estación de metro Quinta Normal. Así se disfrutan de sus rincones, detalles, graffities, las conversaciones al paso y sus nuevos acentos; sus cités y pasajes (como el Adriana Cousiño) y atractivos como la Peluquería Francesa. Mezcla entre barbería de antaño con muy buen restaurante (Boulevard Lavaud), repleto de muebles antiguos, espejos y memorabilia, donde todo está a la venta. Próximo a la plaza Yungay, llamada también del Roto Chileno, encontramos la Fuente Mardoqueo. ¿El objetivo? Saborear un preparación que ya es parte del adn nacional: el sándwich, en especial, el lomo (pídelo con palta y/o porotos verdes).

 

Día 2 – Valparaíso

images

10h - Cárcel Cultural

A poco más de una hora en auto (o autobús) desde Santiago, se ubica esta ciudad-puerto encaramada en los cerros que dibuja un anfiteatro natural hacia el Pacífico. Hermosamente caótica, llena de vida y personalidad, sigue siendo uno de los lugares favoritos de los turistas que visitan Chile. Un buen comienzo es en el cerro Cárcel, para conocer la ex cárcel de la ciudad hoy convertida en el Parque Cultural de Valparaíso. Su oferta va desde el teatro a la danza, pasando por conciertos, talleres y múltiples actividades en un lugar reconvertido que, por un lado, propone una arquitectura moderna (y desde donde se consiguen buenas panorámicas) junto con un rescate de antiguo edificio de las celdas.

 

images

14h - Panorámicas

El cerro contiguo, el Alegre, es de los más turísticos y donde se conjuga una buena oferta para conocer en un día. Por ejemplo, una de las mejores terrazas de la ciudad: el hotel y restaurante Fauna, recomendado para un aperitivo y desde dónde no querrás irte por un buen rato. Y si Fauna tiene vista al mar, en frente se ubica El Internado. Una mezcla entre restaurante, bar y espacio para la música, teatro y cine, además de tener su propia radio online (Sinpasaporte). Sus panorámicas apuntan a los cerros, y mientras uno degusta de sus hamburguesas –la especialidad de la casa–, puedes gastar las horas mirando el entramado de construcciones y la arquitectura vernacular de Valparaíso.

 

17h - Verde Patrimonio

Para los fanáticos de las pizzas, muy cerca de allí se ubica Malandrino, con el único horno a leña del Puerto y su sabor napolitano de salsa casera, bordes crujientes y masa aireada. Si decides bajar al “plan”, como le llaman a la parte baja de la ciudad, visita el bar La Playa o el Inglés (en el Barrio Puerto) para fotografiar centenarias barras e imaginar historias de marinos. Como buen souvenir, conoce la sede del equipo de fútbol local y el más antiguo de Chile, Wanderers, para llevarte una camiseta de este verde patrimonio de Valparaíso.

 

Día 3 - Viñas

images

10h - La Viña Del Diablo

Los valles de la zona central de Chile acogen las viñas que han hecho conocidos internacionalmente a los vinos chilenos. Y entre las que se ubican dentro o muy próximas a Santiago, destaca la Viña Concha y Toro, con su famosa etiqueta Casillero del Diablo, tal vez el más popular mosto fuera de las fronteras nacionales. Existen varias opciones para llegar a la zona de Pirque, donde está Concha y Toro. Una de ellas es contratar tours que te llevan a la viña, y la otra es hacerlo por cuenta propia, tomando la línea 4 del metro hasta la plaza de Puente Alto, para luego subirse a un taxi que, por algunos dólares, te dejará en el lugar. Hay dos tours que se diferencian por el tipo de vino a degustar. Pero ambos exhiben las instalaciones, el jardín de variedades (donde se pueden conocer las 26 cepas que se cultivan en el país) y la fría bodega –que data de 1800– lugar en el que vive el diablo. Al menos esa era la historia que se contaba antaño para evitar que se robasen las botellas de vino, leyenda que se conoce a través de una instalación audiovisual de seis minutos en la misma bodega.

 

images

12h - Viña Vik

A casi dos horas al sur de la capital, y muy cerca a la localidad de San Vicente de Tagua Tagua, la viña Vik ha conseguido posicionarse como una destacada opción a la hora de internarse en la cultura vitivinicola chilena. Junto a su vino emblema, Vik (blend de cinco cepas) destaca su bodega de futuristas líneas, diseñada por el arquitecto chileno Smilan Radic. En medio de su poco más de 4 mil hectáreas, su refinado hotel de 22 habitaciones brilla gracias al techo de titanio que refleja el sol en medio de la zona de Millahue (que significa “lugar de oro”), cuyo restaurante, Milla Milla, es otro de sus atractivos. A cargo del chef Rodrigo Acuña, propone una cocina a base de cuatro pilares: productos frescos, locales, estacionales y limpios, libres de agro tóxicos. “Aquí las preparaciones se realizan con productos que hace dos horas estaban en la tierra”, afirma Rodrigo con orgullo.

 

Dia 4 – Nieve

images

9h - A Tiro De Piedra

La geografía de Chile permite que, si el día anterior visitaste la costa o alguna viña por el día, hoy, al levantarte, puedas dirigir tu mirada a la nevada cordillera y, en un par de horas, deslizarte por las pistas de alguno de los centros de ski cercanos a la capital, como Portillo, La Parva, El Colorado o Valle Nevado. Este último, por ejemplo, se sitúa a 60 kilómetros desde el aeropuerto y es uno de los centros más completos.

 

11h - Valle Nevado

Este centro de esquí ofrece 14 andariveles y 39 pistas que, sumadas, alcanzan alrededor de 40 kilómetros de pista y 900 hectáreas de superficie esquiable, para principiantes y expertos. Preferida entre los turistas por sus infraestructura, posee además un snow park para practicar freestyle, y la opción de Heli Ski para explorar nieve virgen y también fuera de pista. Sus tres hoteles son opción si las idea es no volver a la capital, y sus variada oferta de entretenimiento (bares, restaurantes, piscina temperada, spa, cine, djs), complementan un perfecto centro invernal para los amantes de la nieve.

 

LATAM tiene vuelos directos a Santiago desde Lima, São Paulo, Miami y otros 34 destinos.