Cuatro días por Medellín y sus alrededores

image

Estacionar el auto en la banquina y transformarlo en mirador es casi inevitable cuando, desde arriba de la  montaña, la mancha verde y ocre que es Medellín se deja ver allá abajo. Desparramada por el Valle de Aburrá, la ciudad tiene los colores de sus omnipresentes edificios de ladrillos y de los canteros bien cuidados.

Allí, donde la Cordillera de los Andes se divide en tres sierras, antes de desaparecer en el Mar del Caribe, todo y cualquier horizonte está enmarcado por montañas. Por la mañana, si las nubes bajan en forma de neblina, garantizan que el día será lindo. Aunque no lo sea, la Ciudad de la Eterna Primavera siempre te recibe con temperaturas templadas y con un pueblo que te detiene por la calle para darte la bienvenida.

 

Día 1

images

9h - Tierra & agua

Toma el desayuno en el Jardín Botánico, en el Café del Bosque, pero claro que también puedes comprar arepas (discos de masa de maíz) en los alrededores y preparar tu propio picnic. La primera parada es el mariposario. Cuando llegues a la orilla del lago, mira hacia arriba: estructuras gigantescas de madera aparecen por entre los árboles, encajándose en forma de colmena. Es el Orquideorama, que tiene aires de selva de ciencia ficción: un espacio que sirve como vivero de orquídeas y lugar para eventos. Cruzando la calle, el Parque Explora abriga un museo interactivo de ciencia, un planetario y uno de los acuarios más grandes de Sudamérica.

 

13h - Buen provecho

Es hora de entender por qué Medellín es una referencia en transporte público, empezando por el precio — cada pasaje cuesta menos de un dólar. Sigue para la estación Industriales y haz una pausa para almorzar en El Rancherito, que sirve la bandeja paisa: un plato con arroz, frijoles, chicharrón, morcilla, chorizo, carne molida, arepa, banano, aguacate y huevo frito.

 

images

15h - Arte por todas partes

La Plaza Botero es la casa de 23 esculturas regordetas hechas por uno de los nativos más célebres de la ciudad. Allí está el Museo de Antioquia, con una colección que también contempla obras del maestro Botero. Si te da hambre, ¿que tal probar las hormigas fritas de los vendedores ambulantes? Tienen un gusto terroso, pero sirven perfectamente como aperitivo.

 

21h – Fiebre del sábado

Para vivir la noche, la dirección acertada está en los alrededores del Parque Lleras, donde hay lugares como Vintrash. Allí, comidas y bebidas empiezan la fiesta, dividida en tres pisos donde suenan cumbias o música electrónica, según la programación.

 

Día 2

images

10h - Corre hacia la colina

Una colina en el centro geográfico de Medellín es el mirador perfecto para ver toda la ciudad. A ella se suma el Pueblito Paisa, una réplica de una villa colonial como tantas de las que hay en las montañas del departamento de Antioquia, con una iglesia y un patio con puertas de colores. 

 

13h - Sopa del día

El restaurante Mondongo’s no deja dudas sobre la estrella de su menú. El plato que lo bautiza es una sopa de vísceras bovinas acompañada de arroz y arepas. No es raro que en las dos unidades de la ciudad se formen colas de nativos en la puerta los fines de semana.

 

images

15h - Paz y amor

Escaleras mecánicas suben la cuesta donde miles de casas forman la Comuna 13. La paz establecida desde 2002 está estampada en los grafitos que ilustran los muros y también en los rostros de los guías turísticos: en su gran mayoría jóvenes que viven en el barrio y lo cuidan.

 

19h - Disco fever

En la región del Parque Poblado, una pizzería con fachada discreta pasa casi desapercibida. En El Zorro y La Gitana, los pedazos de pizza se comparten en un acogedor ambiente con ladrillos locales.

 

Día 3 – Paseo por santa fé

10h - Días de antaño

Primera capital del departamento, Santa Fé de Antioquia es un lugar histórico que queda a poco más de una hora de Medellín. Los españoles llegaron allí por el Río Cauca, donde hasta hoy mineros buscan oro. En la ciudad, calles de piedra llevan a lindas placitas. La arquitectura colonial se hace presente en caserones como el que abriga al restaurante El Portón del Parque, que sirve platos típicos de la región.

  Calle 10, #11-3

 

images

17h - ¿Expresso o colado?

Pasea por la arbolada Vía Primavera hasta Pergamino Café. Baristas modernos te guiarán sobre las varias técnicas y granos de los productores locales. Para acompañar la bebida, hay chocolates de cacao antioqueño o croissants, ambos a la vista, sobre el mostrador.

 

20h - ¡SALUD!

La noche termina en un galpón cerca del centro. La Cervecería Libre demuestra bien la atención que esta bebida fermentada artesanalmente viene despertando en Medellín. Uno de los socios, John Restrepo, promueve un recorrido regado por las cuatro etiquetas producidas allí mismo en grandes toneles.

 

Día 4 - Por los alrrededores

images

8h - En ruta

A dos horas, las ciudades de Guatapé y El Peñol fueron inundadas por una represa a finales de los años 1970. Por la historia y por la vista, se merecen la visita. Los buses salen de la Terminal Norte de Medellín. Si prefieres alquilar un auto, deja el desayuno para el camino y prueba los panes de queso frescos (preparados con leche, huevos y queso) en los parajes al costado de la carretera para El Peñol.

 

12h - Bajo agua

Paseos en barco por entre las islas que se forman en la represa salen desde el borde de una montaña. Allá arriba, hay una réplica de la ciudad de El Peñol antes de la inundación. La iglesia, cuya copia está allí, tiene su antigua ubicación marcada por una cruz que asoma desde el fondo del agua.

 

images

14h - Paso a paso

La escalinata que va y viene parece una crenalera que abre el enorme Peñol de Guatapé. No hay otra manera de subir la piedra: son 740 peldaños. Ya te lo debes imaginar: desde arriba, la vista panorámica muestra toda la represa, y el esfuerzo es más que recompensado.

 

21h - Banquete de despedida

De vuelta a Medellín, el día largo pide una noche de agasajos. En Carmen, ingredientes locales son combinados en creaciones contemporáneas. Arroz de pulpo con polenta negra, lomo de cerdo con puré de batatas… La cena puede venir en cinco o siete tiempos, siempre acompañados por vinos. Reserva con anticipación.

 

 

LATAM tiene vuelos directos a Medellín desde: Bogotá, Cartagena, Lima y otros 3 destinos.

 

Agradecimientos: Hotel Sheraton Medellín, Panamericana de Viaje y @medellin_travel