images

Desvendando los misterios de las líneas de Nasca, en el Perú

Simon Plestenjak

En esta pequeña ciudad al sur del Perú y en sus alrededores, la exuberancia de la naturaleza está protegida por reservas nacionales y grabada en líneas misteriosas

 

Vistas desde arriba, a bordo de pequeños aviones, ya se puede tener una idea de la dimensión de las líneas, los dibujos geométricos y las figuras de la fauna y flora trazados en medio del desierto de Nasca, 400 km al sur de Lima. Hechos entre el 450 y el 600 d.C., los misteriosos dibujos del pueblo que le da nombre a la ciudad forman parte de un itinerario con mucho contacto con la naturaleza y la historia.

 

Para llegar allí, la manera más rápida es aterrizar en el aeropuerto de Pisco, uno de los lugares desde donde parten los vuelos para recorrer el sitio arqueológico. Para tener una experiencia más completa, el viajero puede seguir por tierra hasta Nasca, a 200 km, y aprovechar también otras atracciones del lugar. Por la ruta que cruza el desierto, se pueden ver pedazos de las líneas. Allí, torres que funcionan como miradores nos ayudan a entender el complejo escenario. En el aeropuerto de la propia ciudad, otras empresas ofrecen también tours aéreos.

 

LATAM tiene vuelos a Pisco desde Lima y Cusco.