images

¿Cómo visitar (y preservar) las Galápagos?

Eduardo do Valle

Getty Images

Para entrar a Galápagos hay que pedir permiso a la naturaleza. El archipiélago, que fue descrito en detalle por el naturalista británico Charles Darwin en su diario El Viaje del Beagle (1839), es el lugar más celebrado de Ecuador gracias a su flora y fauna incomparables.

 

images
Isla Bartolomeu

Bastan pocos días entre las islas para entender lo que inspiró a Darwin en sus teorías sobre la selección natural. En la Bahía Tortuga, iguanas marinas comparten el espacio con las famosas tortugas gigantes. A dos horas en lancha, en la Isla Floreana, una parada en La Lobería permite acercarse a los lobos marinos y a los pájaros como el piquero patiazul, símbolos del archipiélago. Buceando se puede encontrar también un tiburón ballena, el pez más grande del mundo, que nada entre las islas Wolf y Darwin entre los meses de junio y noviembre. De nuevo en la superficie, los escenarios con textura volcánica de la Isla Santiago nos transportan a un mundo que parece una película de ficción.

 

La naturaleza casi prístina hace del viaje una experiencia inolvidable. Cerca del 97% del archipiélago está preservado y los animales no se asustan con la presencia humana. Apenas cinco de las 13 islas mayores están habitadas, lo que no es poco: la población ha aumentado de 1.300 habitantes, en 1950 a 25 mil en el 2015.

 

images
Leones marinos

El alerta la da Angélica Andino, guía naturalista y activista ambiental: “Desde niña veo cómo crece el movimiento: antes no había tantos hoteles ni barcos”, dice. Para que el lugar siga protegido por mucho tiempo, los consejos de Angélica son seguir las normas del parque, contratar solo servicios autorizados, estar siempre con guías y no tirar basura al mar.

 

Galápagos es un viaje en el tiempo, con escala en las clases de biología del colegio y en el siglo XIX de Darwin. La parada final reside en tiempos inmemoriales de equilibrio ecológico, y por eso debes pedir permiso. La naturaleza te lo agradecerá.

 

LATAM tiene vuelos directos a Galápagos desde Quito y Guayaquil.

Reserva tu paquete completo con hospedaje y paseos para este destino con LATAM Travel o en latam.com