El esencial en Ciudad de México

El esencial en Ciudad de México

Con más de 21 millones de habitantes, la capital de México es la convergencia de lo azteca, lo colonial y lo moderno

Mariana Campos

Publicado Enero 2020

El zócalo

Es el punto central. Algo así como el ombligo de CDMX. En este lugar convergen lo indígena y lo virreinal y pone en evidencia la gran mezcla de estilos y cultura que tiene la ciudad. Esta gran plaza está circundada por construcciones como la Catedral Metropolitana de Ciudad de México, el Palacio Nacional, que en su momento fuera la casa del conquistador Hernán Cortés y que hoy es la sede del Gobierno Federal, el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el Portal de los mercaderes y el Museo del Templo Mayor.

El zócalo de CDMX, además de ser el punto neurálgico de los poderes político, religioso y económico de la nación, es el punto de encuentro para que millones de mexicanos se reúnan a celebrar festividades o hacer diversas manifestaciones.


El esencial en Ciudad de México

Catedral Metropolitana

El esencial en Ciudad de México

La iglesia más grande de toda América Latina, ubicada en el zócalo, tardó tres siglos en construirse. 60 metros de ancho y 128 de largo albergan cinco naves y 16 capillas laterales. Posee una impresionante puerta jubilar ubicada en el centro, que solo se abre en ocasiones especiales. El acceso a este templo es gratuito y en su interior se pueden visitar los restos de grandes construcciones religiosas aztecas: el Templo de Tonatiuh, el Templo de Quetzalcóatl y los templos de Xochiquetzal y Chicomecóatl. De hecho, la conquista del Imperio Azteca dio paso para que Cortés decidiera construir este templo católico sobre lo que era un sitio sagrado dedicado al dios Quetzalcóatl, en lo que antaño fuera el Templo Mayor de Tenochtitlán.

Casa de los azulejos

En el Callejón de la Condesa entre las calles 5 de Mato y Francisco I Madero, es posible visitar este antiguo palacio virreinal cuya fachada exterior está íntegramente cubierta por cuidados azulejos de talavera poblana que hacen del recinto una de las construcciones más hermosas del centro histórico de la ciudad.

Hoy en día en el lugar funciona un restaurante que permite apreciar la extraordinaria belleza de su patio interior, con una serie de columnas estriadas y vigas de madera en los corredores, los cuales aún conservan la reja original de hierro forjado.


El esencial en Ciudad de México

Bosques de Chapultepec

El esencial en Ciudad de México

Se trata de un gigantesco parque urbano que cuenta con 678 hectáreas de superficie. Es el mayor pulmón verde de la capital mexicana y en medio de los bosques que lo conforman hay variados museos (como el Museo Nacional de Antropología, el Museo Tamayo y el Museo Nacional de Historia).

Interesante es que vayas a visitar los Baños de Moctezuma, un espacio utilizado por los gobernantes aztecas para el relajo, la tenencia de peces exóticos y el almacenaje de agua de manantial. Además dentro del recinto, hay diversos senderos, un lago artificial, un skate park, puestos de artesanía y varios restaurantes para que te repongas después de la caminata.

Canales de Xochimilco

Aquí navegarás por el alma de la cultura de la ciudad. En el sector hay nueve embarcaderos en donde las trajineras esperan ser abordadas. Se trata de coloridas embarcaciones con fondo plano, construidas con tablas de madera e impermeabilizadas con chapopote (goma hecha de petróleo). En cada trajinera caben entre 20 y 25 personas y uno de los paseos más atractivos y enigmáticos es el que te conduce hasta la denominada Isla de las muñecas. El lugar está repleto de muñecas rotas y desgastadas en diversos tamaños, colores y estilos. Están por toda la isla: colgadas de los árboles, entre las plantas, en el suelo… Todas fueron puestas allí por Julián Santana, antiguo dueño de la isla.


El esencial en Ciudad de México

Plaza El Ángel

El esencial en Ciudad de México

También denominado Monumento a la Independencia, es uno de los hitos más conocidos de la ciudad. Fue levantado entre 1900 y 1910, para conmemorar el centenario de la independencia mexicana. Está ubicado en la rotonda que une el Paseo de la Reforma, el Río Tiber y Florencia. Se trata de uno de los monumentos más icónicos de la ciudad y es también punto de encuentro para festejos y manifestaciones. Está compuesta por un pedestal que contiene diversas estatuas e inscripciones que hacen alusión a la independencia. Sobre esta columna se erige una columna de 2.90 m de diámetro que está coronada por la reconocida escultura de la victoria alada, con el brazo derecho extendido y portando una corona de laurel. El brazo izquierdo se extiende hacia abajo y sostiene una cadena rota de tres eslabones, que simbolizan los 3 siglos del virreinato español.

Palacio Bellas Artes

Al pasear por la Avenida Juárez, aparece imponente el bello Palacio de Bellas Artes, inaugurado en 1934 y con una fachada exterior hecha íntegramente con mármol de carrara. Principalmente de estilos Art Noveau y Art Decó, la construcción tiene 4 pisos y es el mayor centro de exposición artística de México y también una de las salas de ópera más importantes del mundo. Como dato anecdótico, es el único teatro que cuenta con un telón anti fuego que tiene un peso nada más y nada menos de ¡24 toneladas! También el edificio alberga el Museo Palacio de Bellas Artes, en donde se exponen de forma permanente 17 murales de pintores como Diego Rivera. En sus instalaciones además, está el Museo Nacional de Arquitectura.


El esencial en Ciudad de México

5 facilidades del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

Arquitectura en Ciudad de México: 12 construcciones imperdibles

Qué hacer en Ciudad de México en tres días