Tres viajes por Perú: Iquitos y la selva amazónica

Tres viajes por Perú: Iquitos y la selva amazónica

En esta parada de un itinerario triple, quien quiere descubrir la Amazonia puede pasear en barco, probar comidas tropicales o visitar museos indígenas

Rafael Bahia Getty Images

Publicado Octubre 2019

Perú posee paisajes diversos que resultan en ciudades impresionantes, culturas tradicionales y una gastronomía que ha conquistado el mundo. Aquí, te presentamos Iquitos y la selva amazónica, antes de seguir hacia Lima y la costa del Pacífico y Cusco y la cordillera de Los Andes.

Iquitos, la capital de la Amazonia peruana

Todavía se ve el poder de la época del caucho en las suntuosas casonas de azulejos y fachadas descoloridas. Pero Iquitos no es la misma del siglo XIX: se abultó hasta convertirse en la capital de la Amazonia peruana — y la ciudad más grande del mundo a la que no se accede por tierra.

Tres viajes por Perú: Iquitos y la selva amazónica

La ciudad se ubica donde los ríos Itaya y Nanay se encuentran con el Amazonas. La vida urbana, entonces, ocurre cerca de las aguas — en el malecón — o literalmente sobre ellas — en paseos en barco por la selva amazónica o con los ceviches de doncella (un pescado amazónico) del restaurante flotante Al Frío y Al Fuego.

En la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana, a unas tres horas de Iquitos, se sumerge en un vasto ecosistema con gran atractivo biológico. Hay más de 1780 especies de plantas y 145 especies de mamíferos, como los primates sakí cariblanco y titi lucifer. Hay opciones de paquetes que te llevarán a este lugar.

Al Frio y Al Fuego: Avenida La Marina, 134-B

Comida típica de Iquitos: Hormigas y frutas desconocidas

Tres viajes por Perú: Iquitos y la selva amazónica

Iquitos trae a la luz secretos de la selva, así como los comerciantes del Mercado de Belén llegan trayendo el pescado del día. Ellos surcan el barrio de palafitos, al sur de la ciudad, y llegan al mercado, ya en tierra firme, cargados también con enormes hormigas que se comen como aperitivo y frutas desconocidas al paladar, como el aguaje. Todos estos frutos amazónicos mezclan en una misma jarra para convertirse en un jugo especial vendido a precios módicos.

Mercado de Belén: Calle Ramírez Hurtado, s/nº

La historia de los pueblos nativos en el Museo Etnográfico

Iquitos también preserva bien su historia. El Museo Etnográfico dispone de objetos y esculturas de los pueblos nativos. La institución funciona en el mismo edificio de la Biblioteca Amazónica, que cuenta con el mayor número de documentos sobre la hidrografía de la región. No es poca cosa, ya que fueron miles y miles de cursos de agua los que hicieron brotar la selva más biodiversa del mundo, cuyo verde nunca se borra y hace que Iquitos palpite, llena de vida.

Museo Etnográfico: Malecón Tarapacá, 386

Biblioteca Amazónica: Malecón Tarapaca, s/nº

 

Ahora que has descubierto lo mejor de Iquitos, mira qué hacer en Lima y Cusco.


Un ensayo fotográfico de Iquitos y la Amazonía peruana

La Amazonía peruana por las aguas del Río Tambopata

Arte y ancestralidad: el encuentro de una diseñadora brasileña con las tejedoras peruanas