images

Conoce a Jaén, un tesoro escondido en Perú

Maurice Che´del, Jose´ Porras, Christopher Crouzet, Flor Ruiz, Jaime Cha´vez e Juan Luis Tord

En la selva alta peruana, al nororiente del país, esta ciudad se luce con una potente tradición histórica y una naturaleza exuberante

 

Río Marañón

images

La producción de café es parte importante de la economía de la zona, y un buen lugar para conocer cómo se produce es la finca Santa Fe de las Naranjas, en los alrededores de la ciudad. Otro imperdible es visitar el balneario de Bellavista, a 25 minutos de Jaén. Ahí podrás refrescarte en las frescas aguas del río Marañón y pasear en los simpáticos botes turísticos. 

 

Museo Hermógenes Mejía Solf

En este lugar se concentra una gran cantidad de piezas arqueológicas de grupos étnicos del Alto Marañón. Hay desde artesanía, fósiles, medicina tradicional, cerámica y fotografías de los distritos de Jaén y pueblos aledaños.

Av. Hermógenes Mejía Solf S/N, Jaén

 

Laguna de Burlan

A una hora y media de Jaén, una acumulación de aguas de las tierras agrícolas de la zona dio vida a esta preciosa laguna de 500 metros cuadrados. Está rodeada de andenes arroceros, y es hábitat de patos silvestres y peces como tilapias y carpas. Para recorrerla, está la opción de paseo en botes a motor y a remo, motos acuáticas y barcos tradicionales.

 

Chachapoyas

images

A 185 kilómetros al suroeste de Jaén, esta ciudad, es uno de los lugares más llamativos de la selva peruana. Cuna de la milenaria cultura chacha, en esta urbe precolombina hay riquezas arqueológicas y naturales como la Fortaleza de Kuelap: seis estatuas funerarias de 2,5 metros de altura, consideradas formas de entierro únicas en el mundo, hechas a base de barro y caña, y decoradas con pinturas de color ocre y crema. Por algo es conocida también como “el segundo Machu Picchu”.

 

Cascada De Gocta

images

Muy cerca de Chachapoyas está esta increíble cascada de 771 metros conocida localmente como La Chorrera. Aunque su altura total sea la 15ª de la lista mundial de cascadas, es la 5ª caída libre de agua más alta del mundo con 540 metros. Para llegar a su piscina es necesario caminar por un exuberante bosque virgen cubierto de neblina desde el caserío de Cocachimba. El trayecto de ida y vuelta dura aproximadamente cinco horas, y está invadido por otras 22 maravillosas caídas de agua.