images

Deporte y superación:

la trayectoria del atleta paralímpico brasileño André Cintra

Eduardo Do Valle

Bruna Arcangelo Toledo, Marcio Rodrigues, Getty Images / Ilustraciones: Sérgio Siriguti

El deporte y su empeño llevaron al brasileño André Cintra, tras un grave accidente, a los Juegos Paralímpicos de Invierno

 

Muchas veces no es subir al podio lo que define a un campeón. André Cintra lo sabe bien. Cuando volvió de los Juegos Paralímpicos de Invierno de 2018, en Corea del Sur, el snowboarder trajo en su equipaje una 10ª posición inédita en la modalidad banked slalom para la delegación de Brasil.

 

Una conquista impresionante, que se suma a la lista de alguien acostumbrado a superarse —ya sea en desafíos deportivos, en adversidades o, especialmente, a sí mismo. A los 17 años, André vio cambiar su vida después de un accidente en moto que resultó en la amputación de una de sus piernas. Para un adolescente al que le encantaba surfear y andar en skate fue un golpe duro: “Me pareció que mi vida se había acabado”, recuerda.

 

images

 

Pero terminó siendo todo lo contrario: precisamente el deporte lo pondría de vuelta en ruta. Pocos meses después del accidente, André practicó rafting en Nepal, y allí se sintió activo nuevamente. Al volver a Brasil, se convirtió en empresario, pero adaptó su rutina para acomodar los más de 10 deportes que practica, como rapel, ciclismo, carreras y kitesurf. Ejercitándose ha conocido maravillas de la naturaleza, como los manglares azules de San Andrés, en Colombia, y las olas extensas de Pacasmayo, en Perú. Después de vencer tierra y agua, era hora de sonar en grande y ganar más mundo.

 

La nieve apareció más tarde, cuando visitó un centro de esquí chileno el 2009. Allí vivió un impasse: sus dos prótesis, la normal y la que usa para practicar kitesurf, eran inadecuadas. “No conseguía mantenerme de pie en la tabla, fue frustrante”, dice. Para superar la montaña, tuvo que probar distintas piezas y crear su propia prótesis exclusiva para snowboard. En el 2010, ya con un equipo adecuado, regresó. Esta vez victorioso.

El snowboard se convertió en un pasatiempo. Con la tabla, ha conocido centros de esquí como Corralco y Chillán, en Chile, y en una de esas aventuras fue descubierto por la Confederación Brasileña de Deportes de Nieve. Con el éxito que obtuvo en algunas pruebas, llegó la invitación para integrar la selección brasileña y entrenar en Estados Unidos. Participó en mundiales, copas y, aunque su primera bajada en snowboard fue hace solo cuatro años, André llevó a la delegación brasileña por primera vez a unos Juegos Paralímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.

 

“Ha sido una gran sorpresa. Si alguien me hubiera dicho cuando perdí la pierna que podría llegar a ser un atleta olímpico, jamás le hubiera creído”, dice. André se ha enfrentado a oponentes de países con más tradición de nieve, como Canadá y Eslovaquia. Después de competir el 2014, lo hizo el 2018, en los Juegos de PyeongChang, y terminó entre los 10 mejores del mundo.

 

images

En charlas que suele realizar, André no se victimiza. “Al caminar con los atletas americanos por el aeropuerto, vi que la gente se levantaba y los aplaudía, como si fueran héroes”, dice. Más que posiciones o medallas, lo que mueve a André es encontrar fuerza en cada dificultad. Allí reside el oro de su historia.

 

“Si alguien me hubiera dicho que podría llegar a ser un atleta olímpico, jamás le hubiera creído” - André Cintra

 

“Al caminar con atletas estadounidenses vi que la gente los aplaudía, como si fueran héroes” - André Cintra