images

13 paseos imperdibles por las ciudades históricas de Minas Gerais, en Brasil

Leonor Macedo

Gui Machado

Hay mucho qué hacer en la ruta de las ciudades históricas de Minas Gerais. Preparamos una lista de los paseos que no puedes perderte en Tiradentes, Prados, Mariana, São João del-Rei, Coronel Xavier Chaves y Ouro Preto.

 

En Tiradentes

Ir a un concierto de órgano en la iglesia Matriz de Santo Antônio

Que las ciudades históricas de Minas Gerais están repletas de iglesias, todos lo saben. Pero esos edificios no forman parte únicamente del turismo religioso: muchas son museos que revelan información importante sobre el arte y las costumbres de los siglos 17, 18 y 19.

 

images
Matriz de Santo Antônio: Rua Padre Toledo, 2, Centro

Una manera de conocer la iglesia Matriz de Santo Antônio, cuya fachada ha sido esculpida por Aleijadinho (uno e los artistas más grandes del período barroco brasileño), es asistir al concierto de órgano que ocurre todos los viernes a las 20h. Hay que llegar un poco antes porque luego que comienza el concierto no está permitida la entrada a la iglesia.

 

La organista Elisa Freixo toca aproximadamente ocho piezas clásicas, de diferentes períodos, en el órgano que tiene 630 flautas. El instrumento, de 1785, fue fabricado en la ciudad de Porto, en Portugal, y llevado a Brasil en un velero hasta el puerto de Río de Janeiro. Luego llegó a Tiradentes en el lomo de un burro, cuando la villa aún se São José del Rei.

 

Ver la puesta del sol frente a la capilla São Francisco de Paula

Subiendo una de las muchas lomas de la ciudad de Tiradentes está lo que llaman el Alto São Francisco, un área de césped frente a la capilla São Francisco de Paula. Cuando está azul el cielo, vale la pena ir hasta allí para despedirse del sol, que va cambiando de tonalidad de a poco. Un show de colores.

Morro São Francisco, Centro

 

Paseo con el antiguo tren a vapor (Maria Fumaça)

El tren Maria Fumaça, que conecta las ciudades de São João del Rei y Tiradentes, existe desde 1880 y nunca ha dejado de funcionar. El viaje dura cerca de 40 minutos en vagones rústicos de madera. La parte más emocionante es cuando el tren entra al perímetro urbano de São João. Muchos padres, madres, abuelas y abuelos llevan a los niños para saludar al tren, mientas los pasajeros les hacen chau de vuelta. La tradición de saludar a la Maria Fumaça se va pasando de generación a generación.

 

Para saber los horarios y precios del tren, haz click aquí

 

images

Hacer una degustación del café cultivado en las montañas de Minas

Cuando el oro de Minas Gerais empezó a declinar, muchas personas decidieron plantar café en la región. No por casualidad, Minas es el mayor productor de café de Brasil y existen varios lugares donde tomar una buena taza de esa bebida en Tiradentes. Uno de ellos es el Café Maffort que promueve degustaciones con los clientes y está ubicado cerca del punto cero de la Estrada Real (allí hay también una cascada).

 

En Prados

Comprar novedosas artesanías en Bichinho

En la zona rural de Prados, a 10 km de Tiradentes, está Bichinho, una comunidad repleta de tiendas de artesanías y estudios de artistas. Todo empezó cuando el artesano Toti llegó a esa región con la intención de enseñarles a los habitantes a hacer artesanías como modo de ganarse la vida. El ha formado a 70 personas, de las cuales 15 continúan trabajando en las  ‘Oficinas de Agosto’. Otros han abierto sus propios espacios.

 

El proyecto Oficina de Agosto mantiene también una tienda en São Paulo, en el barrio de Vila Madalena

 

En Bichinho, se pueden comprar de muebles hasta bellos objetos de decoración, por un precio bastante accesible.

 

Oficina de Agosto en Bichinho: Rua São Sebastião, 107

 

images
Casa Torta: Rua Moisés Pinto de Souza, 446

Encontrase con tu niño interior en la ‘Casa Torcida’

 Casa Torta (casa torcida en portugués) es un espacio lúdico excelente para niños, pensado también para que los adultos puedan re encontrarse con la infancia que han dejado atrás. Armado por una pareja de actores para ser en espacio teatral, se ha transformado en un centro cultural con diversos juegos, juguetes, presentaciones de artistas y un café.

 

En Mariana

Conocer una mina desactivada por adentro

Hay varias minas abiertas para visitas en las ciudades históricas de Minas. La más interesante es la Mina da Passagem, en Mariana, que queda a cerca de 15km de Ouro Preto.

 

Los visitantes bajan en un carrito hasta una profundidad de 120 metros y el tour dura 45 minutos, con explicaciones sobre las piedras que eran retiradas de las montañas y la vida de los mineros en la época que la mina estaba activa.

 

images

Dentro de la Mina da Passagem existe también un lago de aguas cristalinas, en el cual no se puede nadar, pero sí hacer buceo con equipo apropiado y un instructor.

 

En São João del Rei

Ver una película actual en un cine del 1947

Si Tiradentes es conocida por servir de sede a uno de los más importantes festivales de cine de Brasil, en São João del Rei está una de las salas más antiguas del país aún en actividad. El Cine Glória queda en el centro de la ciudad y funciona desde el 1947, exhibiendo películas actuales.

 

La pantalla es súper grande, pero por adentro todavía mantiene la estructura antigua, de cuando los cines eran para más de mil personas. Hoy no existen tantos asientos disponibles, pero el Cine Glória sigue siendo enorme.

 

Luego de ver la película, puedes caminar hasta el bar que queda al lado y probar una cigarrete, un pastelito típico de São João del Rei. El relleno es de queso fresco, envuelto por una masa como la de empanada y frita.

Avenida Tiradentes, 390 - Centro

 

Tomar un helado de queso con guayaba en frente a la estación

En la entrada de la estación del tren de São João del Rei está la heladería Monte Bianco, bien simple, que vende una combinación de helado muy tradicional de la región: queso con guayaba.

Monte Bianco suele venderle esos dos sabores a varios restaurantes lujosos de Tiradentes, solo que en São João del Rei el precio es más amigable.

Rua Maria Tereza, 22 - Centro

 

images
Estación del tren de São João del Rei

En Coronel Xavier Chaves

Visitar el productor de alcohol de caña más antiguo de Brasil

La cachaça (destilado de la caña de azúcar) es un producto típico de Brasil y el ‘alambique’ (donde se fabrica) más antiguo del país, el Engenho Boa Vista, queda en Coronel Xavier Chaves, a poco más de 20 km de Tiradentes. El lugar ha sido fundado en 1717, por la hermana menor del inconfidente Joaquim José da Silva Xavier, uno de los líderes del movimiento por independencia, conocido como  Tiradentes.

 

images
Engenho Boa Vista: Rua João XXIII, 443

El negocio aún pertenece a su familia, ya en la novena generación de los descendientes de Antônia da Encarnação Xavier. Hoy el que produce la cachaça que ha sido bautizada con el nombre ‘Século XVIII’ (Silgo 18) es el maestro Nando Chaves.

 

Los sábados, preparan un aperitivo para los que se acercan al alambique, con chorizos, mandioca frita y otras iguarias mineiras.

 

En Ouro Preto

images
Museo de la Inconfidência: Praça Tiradentes, s/n, Centro

Sentarse frente al museo de la Inconfidência para ver la puesta del sol

Al final del día, es común que la gente se lleve sillas, toallas a apenas se siente en la plaza Tiradentes, en frente al museo de la Inconfidência, para ver la puesta del sol. Si tienes suerte, podrás aprovechar la presentación de algún músico que toque en la calle por allí.

 

Comer queso con dulce de leche mirando un bello paisaje

Ouro Preto tiene un muro bajo, justo en el centro de la ciudad, frente a la quesería ‘Tesouros da Canastra’ en el cual la gente suele sentarse a comer queso y disfrutar de una cerveza al atardecer. 

 

Los fines de semana, se organiza una programación cultural, que incluye roda de samba, grupos de forró (un ritmo del noreste del país) o canciones típicas de Carnaval.

 

images
Tesouros da Canastra: Rua Getúlio Vargas, 26, Centro

Disfrutar de samba, jazz o forró en el Bar da Nida

Después de ver la ciudad desde arriba, en el Morro São Sebastião, sube un poquito más, hasta el Bar da Nida. Ese es uno de los puntos de encuentro de la juventud local, donde suele estar la mejor roda de samba de la ciudad, aparte de shows de jazz y forró – todo acompañado por una cerveza bien helada.