images

Serra Gaúcha en 4 días:

Brasil bajo cero

Marcella Centofanti

Anna Carolina Negri, Sergio Azevedo

Cuatro días por las sierras de Rio Grande do Sul, en Brasil, un lugar que ha recibido inmigrantes europeos y hoy cultiva las tradiciones de esos antepasados en paseos y en su gastronomía

 

Al que llega a la Serra Gaúcha, en el sur de Brasil, le cuesta creer que se encuentra en el país soleado, famoso por sus playas. Allí la caipiriña le da lugar a los vinos de Bento Gonçalves; cantos italianos se sobreponen a la samba, y una fondue al lado de la chaminea es un programa perfecto. Esa región de inmigración italiana y alemana durante el siglo 19 y principios del 20, tiene atracciones para toda la familia en las ciudades de Gramado y Canela, aparte de ofrecer bellos paisajes, viñas y vida rural en el Valle de Vinhedos.

 

Día 1 - Paseo clásico

images

9h  Por el centro

Jardines impecables, construcciones de inspiración alemana y flores en las ventanas. Podríamos estar en Europa, pero es el centro de Gramado, en el sur de Brasil. En la Avenida Borges de Medeiros, tiendas venden artículos de cuero y chocolates. La Rua Coberta está repleta de restaurantes. Y en frente queda el Palacio que le sirve de sede al Festival de Cine de Gramado, uno de los más grandes del país, al lado de la Paróquia São Pedro.

 

14h  Vuelta al mundo

 Hace casi 40 años, Otto Höppner construyó una casa de muñecas y un ferrocarril en miniatura, a pedido de sus nietos. Esa fue la semilla del parque Mini Mundo. Ese  espacio reproduce hoy, al aire libre, escenarios en escala 24 veces más chicos. Hay réplicas de castillos, museos e iglesias.  Inclusolos Beatles están por allí, como en la portada del disco Abbey Road.

 

images

16h  Paseo con mate

En días soleados, los turistas y los locales aprovechan para pedalear barquitos en forma de cisne en el Lago Negro, que tiene ese nombre por su agua verde-oscura y está rodeado por una pista de caminata, con postes en forma de arco. En el césped, parejas y grupos de amigos estiran manteles y abren sillas de playa para conversar y hacer picnics con vino y mate, tomado a la moda gaúcha.

 

19h  Acento suizo

En la ciudad que ha sido colonizada por italianos y alemanes, el plato más famoso es... suizo. La fondue del restaurante Belle du Valais viene en tres etapas. Primero, una mezcla de quesos emmental y gruyère derretidos llega humeante a la mesa. Enseguida, hay carnes servidas con 14 salsas distintas. Para terminar, frutas para zambullir en chocolate. Elige un vino entre las 200 etiquetas y ve con hambre.

 

Día 2 - Gramado de ayer y hoy

images

10h  Locos por autos

Aficionados a máquinas deportivas pueden ver – e incluso manejar – modelos icónicos en Super Carros. Entre más de 20 autos se encuentran cinco generaciones de Ferraris, el Lamborghini Galardo Spyder y el Nissan GTR. Hay un cine 3D y simuladores.

 

13h30   A la moda italiana

La Gramado auténtica es rural, con casas de madera y sótanos de piedra. El paseo Raízes Coloniais, de cuatro horas, lleva a los visitantes a una de esas construcciones centenarias donde son recibidos por Elisabetha Ferrari, de 87 anos. En la última parada, se degusta una merienda con pan casero, quesos y mermeladas artesanales.

 

19h30  Danza y acrobacias

El espectáculo teatral Korvatunturi cuenta la historia de un bosque mágico habitado por seres que protegen un gran árbol encantado. En esa tierra lejana, un humano aprende a vivir con alegría y sencillez. Música, danza y presentaciones circenses forman parte del show que hipnotiza a los niños.

 

Día 3 - Bento Gonçalves

images

9h  Piedra sobre piedra

Una parada obligatoria, a 6 kilómetros de Bento Gonçalves, es la casa de piedra de la Cantina Strapazzon. Allí los  tatarabuelos italianos de Josiele, el dueño, guardaban vinos y alimentos, en 1880. Para los niños, en el Parque da Ovelha, hay ordeña y presentaciones de pastoreo de ovejas. Quesos, yogures y dulces de la leche del animal alegran a los gourmets.

 

12h  Ruta del vino

El Vale dos Vinhedos es el principal destino vinícola de Brasil. Empieza el paseo con un almuerzo en la Casa Valduga, donde te puedes servir de varias pastas para acompañar una carta de vinos seleccionados. Sigue con el tour guiado por la vinícola. En 1h30 se pasa por la cave de los tintos, de los espumosos (¡donde reposan 2,5 millones de botellas!) y de los barriles, todo con derecho a degustación. A pocos minutos en auto, la vinícola Miolo ofrece la experiencia de un bar al aire libre, los fines de semana, con un picnic sobre cojines.

 

16h   Regreso al pasado

El paseo en tren a vapor es una vuelta al pasado colonial. El tramo de 23 km por Bento Gonçalves, Garibaldi y Carlos Barbosa incluye presentaciones de danza y música italiana y del sur, en vivo. Hay degustación de vino, jugo de uva y espumosos como parte del paseo, que dura dos horas.

 

Día 4 – Naturaleza en Canela

images

9h  Belleza natural

A 10 minutos del centro de Canela, por una ruta bucólica, está la Cascata do Caracol, que se puede observar desde dos ángulos. Llega a los Parques da Serra Bondinhos Aéreos a las 9h –desde allí tienes la vista frontal. Y prepárate para un impresionante paisaje cuando el teleférico se dirija hacia  la columna de agua de 131 metros de altura. Tal deslumbramiento es igual (¡o más grande!) en el Parque do Caracol, a menos de 1 km de allí. En el mirador lateral, el ruido de la cascada es más fuerte y la selfie sale más bonita.

 

images

14h  Alemania es aquí

La vida y las costumbres de una familia de origen alemán están retratados en el Castelinho do Caracol, una casa de dos pisos de 1915. Construida con madeira de araucaria (árbol local), con un sistema de encajes, el lugar preserva los muebles, lozas, ropas y artículos domésticos originales. Hay sillas nuevas apenas en los dos salones de té donde se sirve la especialidad de la casa: apfelstrudel.

 

images

16h  Túnel del tiempo

En el camino entre Canela y Gramado, este parque tiene una gran locomotora en la fachada. Mundo a Vapor reúne máquinas en miniatura fabricadas por el herrero Omar Urbani desde los años 1950. Hay réplicas de siderúrgica, alfarería y papelería –¡que funcionan!

 

LATAM tiene vuelos directos a Porto Alegre desde: São Paulo, Brasília y otros 2 destinos.

 

Agradecimientos: Brocker Turismo, Hotel Villa Bella.