Tres días en Bariloche:

diversión en cualquier época del año

image

Bariloche es famoso por la práctica del esquí amateur. Pero la nieve ni hace falta. La exuberante naturaleza, la rica gastronomía (carne de cordero, fondues, trucha y quesos ahumados), las tradicionales chocolaterías y cervecerías locales deleitan a sus visitantes cuando la temperatura se eleva en la Patagonia argentina

DÍA 1: MONTAÑA Y RELAJO

images

Tienda Ciervo

Los que decidan comprar al llegar las prendas para abrigarse y protegerse del frio encontrarán el diseño más exclusivo de Bariloche en la Tienda Ciervo . Pocas piezas, con estampas creativas, inspiradas en la cultura local están expuestas en un espacio iluminado y bien pensado.

San Martin, 545
images

Teleférico

Un teleférico sube los 1.400 metros del Cerro Otto, modificando nuestra perspectiva del enorme Lago Nahuel Huapi. Arriba se puede apreciar el horizonte en 360 grados: se ven el lago, el centro y otras montañas.



images

Llao Llao

Distante del centro y cercano a la naturaleza, el hotel tiene dos alas unidas por un pasillo de vidrio: una más rustica, inaugurada en los años 1930, y otra en el 2007, clean y moderna, ambas circundadas por el Lago Moreno


Avenida Ezequiel Bustillo, km 25
images

Spa del Llao Llao

Inclusive sin ser huésped se puede contratar el Llao Llao Spa Day, que incluye, además de una sesión de masajes con piedras calientes, el uso del gimnasio, piscina y sauna, y la participación en las actividades recreativas organizadas por el hotel.

Avenida Ezequiel Bustillo, km 25
images

Café Patagonia

En uno de los restaurantes del hotel, puedes probar los sabores regionales: tabla de quesos ahumados, platos con trucha y, de postre, brownie cortado en cubitos con dulce de leche y merengue.

Avenida Ezequiel Bustillo, km 25

DÍA 2: LAGO Y DIVERSIÓN NOCTURNA

images

Paseo en barco

Desde Puerto Pañuelo, los catamaranes cruzan el Lago Nahuel Huapi. La primera parada es en Isla Victoria. Allí se puede recorrer tres senderos con diferentes niveles de dificultad. La siguiente parada es en el Bosque de Arrayanes, con bosque nativo conservado. Desde el horario de presentación y hasta el regreso al puerto, el recorrido dura siete horas y media.

Av. Bustillo 25.000
images

Butterfly

Hay que estar atento para no perder la entrada a la calle del restaurante Butterfly. Pero la intención es que así sea: medio escondido, para pocos: el salón tiene solamente siete mesas y atiende con reservas. El menú de degustación (que siempre cambia) incluye platos como sopa de arvejas con avellanas tostadas, sabrosos langostinos con salsa de remolacha, chocolate blanco, maracuyá y palta.

Hua Huan, 7.831
images

IceBariloche

Destino obligatorio para los turistas, IceBariloche, el bar de hielo de la ciudad es una atracción única, que vale por su irreverencia. Con música pop y a 3ºC de temperatura, se ven un mamut de hielo y una escultura de Olaf, de la película Frozen, el campeón para sacarse fotos. Si aprecia tragos, pruebe el Sex on the Beach.
 

España, 476

DÍA 3: CIRCUITO CHICO Y CHOCOLATES

images

City tour

Un paseo básico para el que pasa por la ciudad, el Circuito Chico se puede hacer con una agencia de turismo o de modo independiente, en auto alquilado o micro. El trayecto, que bordea el Lago Nahuel Huapi, merece ser explorado de a poco. Bastan un par de horas para recorrer el imperdible Cerro Campanario, la pintoresca Colonia Suiza y un punto panorámico en el km 23 de la ruta.

images

Cerveceria Patagonia

La cervecería se queda en el Circuito Chico y tiene una vista inolvidable al Lago Moreno. Con decoración osada — luces modernas, paneles escritos a mano — podría estar en cualquier gran ciudad del mundo, pero la hamburguesa de cordero en el menú y los Andes al otro lado de la ventana no dejan dudas sobre su pertenencia.  La porter es una excelente opción en la carta.

Circuito Chico, km 24,7
images

Mamuschka

Con su producción artesanal y casi 27 años en el mercado, Mamuschka se ha transformado en una referencia cuando se habla de chocolate de buena calidad en Bariloche. El negocio, que ocupa una amplia esquina en el centro, parece vivir en constante clima navideño por su decoración en tonos de rojo y su aroma a chocolate.
 

Agradecimientos: Llao Llao Hotel & Resort – Golf-spa • Mamuschka

Mitre, 298