images

6 lugares históricos para conocer en Tucumán, Argentina

Juan José Domínguez

Getty Images

Tucumán, provincia del norte argentino, es una mezcla de grandes montañas, verdes paisajes, tradición y sabores

 

images

Cuna de la Argentina

Con 800 mil habitantes, San Miguel de Tucumán es la ciudad donde hace 201 años se declaró la independencia argentina. La Casa Histórica, más conocida como Casita de Tucumán, es un atractivo museo para visitar en pleno centro, donde, además, hay una amplia variedad de espacios verdes y restaurantes.

 

Ser un pájaro

El más deslumbrante atractivo natural de Tucumán son sus montañas. En el cerro San Javier, a 25 km de la ciudad, está Loma Bola, una colina con forma de lengua desde donde cualquier persona puede volar en parapente, con el silencio de la montaña y estupendas panorámicas.

 

images

Valles Calchaquíes

Tafí del Valle es la principal ciudad turística de la provincia. A 2 mil metros de altura, es la puerta de entrada a los Valles Calchaquíes. Aquí se puede hacer la cabalgata al cerro El Pelao, en un enorme pastizal, y visitar a los artesanos que fabrican telares, amasan dulces exquisitos y vasijas de cerámica en arcilla.

 

Vistas Y delicias

A 50 km de San Miguel de Tucumán, se puede llegar a la villa veraniega de Raco.  Hay canchas de golf y de pato (deporte nacional similar al polo) y se puede hacer trekking, mountain bike y cabalgatas. En El Siambón, contiguo a Raco, está el monasterio benedictino de clausura Cristo Rey: aquí los monjes fabrican sabrosos dulces, artesanías religiosas y cosméticos.

 

images

Historia y cosmos

En los Valles Calchaquíes tucumano no hay que dejar de visitar las Ruinas de Quilmes, 30 hectáreas con restos del mayor asentamiento prehispánico de Argentina. A unos 22 km se encuentra una localidad ancestral, Amaicha del Valle, y a 8 km se puede encontrar el Observatorio Astronómico de Ampimpa, a más de 2 mil metros de altura, para mirar bien de cerca las estrellas.

 

Carruaje inglés

También a 50 kilómetros de San Miguel, pero hacia el sur, está Simoca, ciudad conocida porque su principal medio de transporte es el sulky, un carruaje a caballo de origen inglés, que destaca por su sencillez y su ligereza. Además de pasear en sulky, en Simoca se realiza una feria semanal que resulta ideal para probar todo tipo de comidas regionales.