Curiosidades de cabina:

5 preguntas para un piloto

image

Que ser piloto de una aeronave es un trabajo serio, nadie lo discute: apenas el entrenamiento para ser comandante lleva entre dos y tres años de estudio, aparte de la parte práctica. Entretanto, más allá de la importancia de un buen entrenamiento, ser piloto es un trabajo, y como tantos otros trabajos, tiene también sus curiosidades. Andrés Pérez conoce bien cada curiosidad. Gerente de la flota A320, ha ingresado al equipo de LATAM a los 22 años y ya suma 10.500 horas de vuelo. Aparte de hablar con propiedad sobre la parte técnica de la aviación, no se molesta en compartir algunas curiosidades sobre la vida en el cockpit. A seguir, contesta a cinco preguntas diversas (pero muy curiosas) y nos ayuda a entender algunos misterios.

 

 

images

Cuando empieza el vuelo, el piloto pide que los pasajeros pongan sus celulares en el Modo Avión. ¿Cuál es el objetivo? 

Pedimos eso porque los aparatos móviles pueden interferir en la frecuencia de las comunicaciones y señales de radio-ayuda de los instrumentos de vuelo. 

 

¿Los pilotos y copilotos tienen un baño proprio?

No. Utilizamos los baños más cercanos al cockpit – pero tenemos un procedimiento de seguridad establecido para eso.

 

¿Es verdad que los pilotos y los copilotos no comen la misma comida? ¿Por qué?

Si, es verdad, no comemos el mismo plato. Se trata de una cuestión de seguridad, en el caso de que alguno de los dos se intoxique con algún alimento. 

 

images

¿Sobre qué conversan los pilotos y copilotos durante un vuelo? ¿Son conversaciones normales o apenas se atienen a los comandos? 

Hay ciertos momentos de un vuelo considerados más críticos, entonces, hasta que no sean sobrepasados, las conversaciones son estrictamente operacionales.  Una vez transcurrida esa etapa (ya estando en la altitud crucero, por ejemplo), la verdad es que se habla un poco de todo: familia, trabajo, de los paisajes y de todo tipo de amenidades. 

 

¿Cuál ha sido el vuelo más largo de su carrera? ¿Y el más curioso, por cualquier motivo? 

El vuelo más largo (sin escalas) lo hice cuando iba para Los Ángeles en un B767 – han sido cerca de 10h30 de vuelo, aproximadamente. Por los aviones que opero, no he llegado a volar para a Oceanía o Europa, que son rutas más largas. El vuelo más curioso ha sido un vuelo nocturno, desde Arica hasta Santiago, hace un par de años. Yo y el Primer Oficial vimos una luz que se aproximó delante nuestro y desapareció en un par de segundos, con una velocidad inexplicable. Preguntamos a la Torre de Control si tenían cualquier información, pero nada aparecía en el radar.  Algunos instantes más tarde, sin embargo, otro avión que venía detrás nuestro vio lo mismo que nosotros.