¡Salen los asientos, entra la carga!

¡Salen los asientos, entra la carga!

Descubre de qué manera transformamos un avión de pasajeros y lo adaptamos exclusivamente para el transporte de carga

Publicado Abril 2021

¿Sabías que es posible transformar un avión de pasajeros en uno que lleve exclusivamente carga? ¡Así es! Este cambio es diferente de la adaptación temporal, en la que hay pocos ajustes y la carga continúa yendo en los maleteros e incluso en los asientos. La adaptación definitiva exige un trabajo que puede demorar hasta 120 días y que es llevado a cabo por el mismo fabricante del modelo.

Entre las principales modificaciones se encuentran la remoción de los asientos, la cocina y los maleteros superiores (donde guardamos el equipaje de mano), ya que estos elementos no tienen ninguna función en los aviones de carga.

Las ventanas de los pasajeros también se sellan permanentemente. Después de todo, la carga no discute para ver quién va a viajar de ese lado, ¿verdad? Además de no ser necesarias en este tipo de vuelo, las ventanas requieren mantenimiento.

Otro punto importante es el cambio de puertas. Ese cambio nos proporciona una manera de facilitar el embarque y desembarque de cargas de distintos tamaños, ya que hay mucha más variación en este caso que cuando solo embarcan personas y equipajes de mano.

El piso también necesita ser reemplazado. Además de cambiarlo por materiales más resistentes, que soportan más peso, existen tipos de piso específicos para facilitar el movimiento de cajas y paquetes dentro del avión.


¡Salen los asientos, entra la carga!

Adaptación de nuestra flota

Debido al crecimiento de nuestros negocios de carga, este año lanzamos un plan que nos va a permitir expandir nuestra capacidad, pero sin la necesidad de comprar nuevos aviones.

Durante los próximos tres años, transformaremos ocho aviones Boeing 767-300ER, los cuales originalmente transportaban pasajeros. Con la conversión, ellos serán transformados en aviones exclusivamente de transporte de carga.


¡Salen los asientos, entra la carga!

¿Por qué el Boeing 767-300ER?

El criterio principal para escogerlo fue su flexibilidad, ya que el B767 es ideal para tipos de operaciones muy diferentes. Además, los altos niveles de eficiencia operativa de este modelo lo convierten en un gran aliado en lo que se refiere a costos y beneficios.

Para 2022, tendremos cuatro aviones convertidos y, para 2023, habrá cuatro más, totalizando 19 aviones de carga Boeing 767-300ER en nuestra flota LATAM Cargo. Esto representa un aumento del 80% de nuestra capacidad actual.


¡Salen los asientos, entra la carga!

LATAM: la aerolínea más sostenible de Sudamérica

Avión Solidario: Llevando sueños a Sudamérica

Aviacionario: Palabras del mundo de la aviación