Segundas oportunidades a favor del planeta y la cultura

Segundas oportunidades a favor del planeta y la cultura

Con la iniciativa “Segundo Vuelo”, hemos logrado incentivar el desarrollo social, económico y cultural de las artesanas de SISAN en Perú.

Publicado Mayo 2021

Convertirnos en una aerolínea más sostenible es nuestra principal prioridad. Con iniciativas que propicien una vida más respetuosa con el medio ambiente, hemos enfocado nuestras fuerzas en crear y desarrollar nuevas acciones que nos permitan alcanzar este objetivo.

 

De esta intención nace “Segundo Vuelo”, un programa de sostenibilidad que forma parte de nuestro proyecto de economía circular, donde nos enfocamos en darle una segunda vida a los uniformes en desuso de LATAM. Junto a nuestras aliadas, las artesanas de SISAN y al Museo de Pachacamac, generamos un impacto socio-ambiental al transformar las prendas en productos que revalorizan la cultura peruana.

 

Patrimonio y ecología

Son aproximadamente 12 los productos elaborados a partir de los uniformes LATAM. Entre morrales, porta pasaportes y antifaces, se difunde parte de la cultura peruana a través de hermosas iconografías bordadas a mano con motivos del Santuario Arqueológico de Pachacamac.

Hace tres años inició el programa y a la fecha, han sido entregadas a este grupo de artesanas, más de nueve mil prendas, material que de haber tenido otro destino, quizá no hubiera logrado alcanzar el mismo valor económico, social y cultural que está generando al ser parte de este programa de sostenibilidad. Con esta acción hemos evitado que más de 26 toneladas de CO2 sean emitidas al medio ambiente.

 


Segundas oportunidades a favor del planeta y la cultura

Proceso de transformación

Como línea aérea, los cambios de uniformes ocurren anualmente, esta característica permite que se continúe con la entrega de materia prima a las artesanas de SISAN. Ellas podrán continuar innovando y ejecutando maravillosas creaciones, y así, seguir trabajando y mejorando su calidad de vida. 

Las piezas entregadas pasan por un proceso de desmantelado, de acá se toma tanto la tela del traje como los forros. Luego van a lavado, planchado y serigrafía, para luego ser entregadas a las bordadoras, pasan por un control de calidad y posteriormente a confección. Finalmente se convierten en nuevos productos que son vendidos tanto en el Museo de Pachacamac como en el catálogo de canje de millas de LATAM. Constituyen un verdadero orgullo ya que son las primeras artesanas en ser parte de este catálogo donde hasta ahora grandes empresas hacían distribución de sus productos.

 


Segundas oportunidades a favor del planeta y la cultura

Impacto positivo

Este programa parte de la idea de hacernos cargo de los residuos textiles que se generan cada año con el cambio de uniformes, una acción que se planteó como alternativa innovadora para minimizar el impacto en el medio ambiente. 

Esta iniciativa no solo impacta de manera positiva al planeta, sino también a la comunidad, al dotar de materia prima a las artesanas de SISAN. De esta forma, se brindan nuevas oportunidades de crecimiento y desarrollo social a las mujeres que forman parte de la organización, quienes nos han hecho conocer un mundo nuevo. Ellas han demostrado que son capaces de enfrentar cualquier desafío con la intención de sacar adelante a sus familias y cumplir sus sueños. 

Nuestro plan es poder expandir el proyecto “Segundo Vuelo” a otras localidades de Perú y a otros países de la región, para de esta manera seguir construyendo una comunidad más sostenible a través de alianzas, generación de empleo y promoción del consumo responsable.


Segundas oportunidades a favor del planeta y la cultura

Sostenibilidad económica

Las artesanas se integran como grupo en el año 2014, cuando se inscribieron en talleres del Museo de Pachacamac para aprender sobre bordado, ventas y marketing. En el año 2016 pasaron a formalizarse bajo el nombre de “SISAN”, donde siguieron trabajando en mejorar sus técnicas de bordado de iconografías. 

Con la llegada de “Segundo vuelo”, el grupo de mujeres que conforman esta asociación, se han visto beneficiadas, debido a que la distribución de productos elaborados a partir de los uniformes de LATAM, les ha permitido convertirse en un apoyo económico y sustento para su hogar. 

Estoy contenta porque no sólo aporto mi arte y creatividad a la realización de iconografías del Museo de Pachacamac, sino que aporto también a la economía de mi hogar. Mis hijos están contentos de que yo esté aquí”, dice Doménica, artesana de SISAN.


Segundas oportunidades a favor del planeta y la cultura

LATAM: la aerolínea más sostenible de Sudamérica

Esperanza en el aire

Avión Solidario: Llevando sueños a Sudamérica